Región / FEBRERO 25 DE 2011 / 9 años antes

María Eugenia Beltrán, integrante de la AHQ, recordó a A. Bernardi

María Eugenia Beltrán, integrante de la AHQ, recordó a A. Bernardi

María Eugenia Beltrán presentó su libro.

María Eugenia Beltrán Franco durante su ceremonia de recepción como miembro de la Academia de Historia del Quindío, AHQ, le recordó al auditorio las huellas que dejó Antonio Bernardi, arquitecto italiano.
“En la década de 1930 al 40, un arquitecto italiano vivió en el Quindío y aquí dejó recordación de su paso en varios edificios privados y públicos muy reconocidos por la ciudadanía. Antonio Bernardi fue un pionero de la arquitectura regional y un personaje que vale la pena rememorar oportunamente”, aseveró durante su intervención en el evento efectuado en el club América.

El texto  de su conferencia forma parte de una documentación del desarrollo de las ciudades del Eje Cafetero, y complementa varios trabajos ya publicados por la profesional quindiana tales como Armenia una ciudad en permanente evolución en el 2006, así como Recuperación de memorias en los pueblos del Quindío en el 2008 y El templo en las ciudades de Bahareque presentado hace dos años.

“Antonio Bernardi fue quien generó un movimiento de modernidad en las edificaciones de la ciudad de Armenia  en los años 30 con la utilización del ferro-concreto para las nuevas construcciones. Así reemplaza las de bahareque y en especial se construyen edificios como la plaza de mercado, hito urbano que desaparece en el proceso de reconstrucción pero de muchos otros que aun están allí, como el edificio de rentas de Caldas, hoy donde funciona el instituto de Bellas Artes de la universidad del Quindío, o el edificio Mowerman, hoy Éxito —anteriormente almacenes Ley del centro— y varias trilladoras”.

La investigación conduce a la nueva historiadora a la ciudad de Cali, donde habitan los hijos de Bernardi que le sobreviven, y sobre todo Mainardo el menor de ellos, nacido en Armenia y quien falleció el 28 de enero  2011.

“Fueron ellos quienes facilitaron la reconstrucción de estas memorias y los apuntes sobre la trayectoria y obra para el  complemento de la memoria, ya que por haber vivido parte de mi juventud como habitante del centro de la ciudad en la calle 21 entre carreras 15 y 16, puedo reconocer y releer los edificios de mi vecindario”, manifestó la arquitecta Beltrán.
Agregó: “Aún cuando somos considerados pueblos con historias de bahareque, Armenia como ciudad capital, al igual que Manizales o  Cali en su época dorada, construyeron edificios de importante factura en lo que denominamos época republicana”.

Y puntualizó: “A estas manifestaciones corresponden las estaciones de ferrocarril, que se han reconocido como bienes de interés  cultural —BIC1— patrimonial, tarea aún pendiente en el departamento del Quindío”.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net