Región / NOVIEMBRE 25 DE 2019 / 1 mes antes

"Pacíficamente se puede manifestar, violentos no tienen cupo en sociedad"

“Pacíficamente se puede manifestar, violentos no tienen cupo en sociedad”

La manifestación del 21 de noviembre, la más representativa de este año, no solo en el Quindío, sino en el país.

Las marchas son una de las formas más efectivas y democráticas que tienen los ciudadanos para demostrar que no están de acuerdo con lo establecido. 

La marcha del 21 de noviembre —21N— ha sido, hasta el momento, una de las más representativas que se han tenido, no solo en el Quindío, sino en Colombia. Allí el departamento fue ejemplo nacional por la manera pacífica en que se llevó a cabo la jornada. Aunque al siguiente día, en el cacerolazo, las cosas tomaron otro tono, la situación no se tornó tan compleja como en otras regiones, donde los saqueos y demás actos vandálicos protagonizaron la protesta. 


Iniciativas que cuentan

“Las protestas pretenden contarle a la gente los diferentes problemas sociales que vive una sociedad”, expresó Dimas Andrés Arias, presidente del Sindicato Único de Trabajadores por la Educación del Quindío, Suteq, uno de los gremios que ha tenido significativas manifestaciones en la región. 

El directivo expresó que han utilizado las manifestaciones para darle a conocer a las personas, que los docentes tienen afectación en los servicios de salud, “peleamos porque necesitamos más recursos para la educación. En general contra las políticas de los gobiernos, en especial el de Duque”. 

Sobre los efectos de estas expresiones, Arias mencionó que uno de los grandes efectos ha sido la masiva participación al paro nacional convocado para el 21 de noviembre. “Es la única manera que tenemos y la más democrática para hacernos escuchar ante el gobierno y decirle que no estamos de acuerdo con esa doctrina económica, que es la que ordenan desde Fondo Monetario Internacional y La ONU”. 

Este año, el sindicato ha realizado cinco paros y de acuerdo con el presidente, han logrado conquistar los acuerdos del 15 de mayo de este año, “estamos peleando ahora por la implementación de los mismos —aspiramos lograrlo— en lo que tiene que ver con el sistema general de participaciones, que son recursos para la salud del sistema general, saneamiento básico y agua potable”. 

Explicó que es un proceso lento, que obedece a una lucha de los distintos sectores de la sociedad contra el gobierno para que este finalmente los acoja.  “Una lucha democrática civilizada”. 

Le puede interesar: Estudiantes:“Estábamos indefensos”; Policía dice que no hubo abuso de autoridad


Si no claman, no los escuchan

El presidente de la Confederación General de los Trabajadores, CGT, en el Eje Cafetero, Hugo León Echeverry, se refirió al tema para el caso de las organizaciones sindicales. Aclaró que desde estos grupos están de acuerdo con las protestas, “las reclamaciones desde que se hagan dentro del respeto y la legalidad, son la única forma en que el gobierno nos ha escuchado, porque en este país se volvió costumbre, que si no es reclamando, sino es saliendo a las calles, no nos ponen atención”. 

Expresó que dichos llamados en gran medida sí han servido, porque lo que los trabajadores y sindicalistas han ganado durante toda la historia ha sido en la lucha y en las calles, primero fue la huelga. Han manifestado dos veces este año, la del 1 de mayo, que es tradicional, y la grande, que fue la 21N. “Hemos salido a apoyar otras manifestaciones para acompañar otros sectores como a los estudiantes de la universidad, al sector agrario, otros frentes, pero ya son casos puntuales”, acotó León Echeverry. 

Agregó que una de las peticiones este año es que cese la matanza de líderes sociales, “en el tiempo que lleva este gobierno se han incrementado demasiado. Asesinatos de más de 150 desmovilizados de las Farc y las amenazas a los sindicalistas no cesan”. 

Sobre las manifestaciones aclaró que el tema principal es de rechazo de las pretensiones del gobierno de imponer una reforma laboral, “que va a ser dañina para todos los trabajadores, y una pensional, un holding financiero que tiene preparado el ministerio de Hacienda, de entregar los recursos de las empresas que administra el Estado al sector financiero con un fin de lucro o de ganancia y es eso lo que no queremos”. 

Dentro de otras inconformidades, indicó que “el salario mínimo, que pretende que para los jóvenes recién egresados sea del 75% y el incumplimiento de la rebaja que el gobierno Santos hizo para pasar del 12% al 4% el aporte de salud. En general, situaciones que preocupan como el desempleo, que ha nivel nacional se ha estado acrecentando, y en especial en el Quindío”.

Reiteró su posición de conformidad con las protestas explicando que las luchas se reivindican en las calles, “no debería ser así, si se cumpliera la norma, la ley, los convenios de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, uno diría esto no se necesita, pero se ve en otras naciones, las personas tienen que salir a manifestar sus diferencias, estoy totalmente de acuerdo siempre y cuando sea de manera pacífica, sin violencia y sin afectar al otro”. 


21N, ¡contundente!

El presidente de la CGT calificó como contundente la marcha del 21 de noviembre, pero rechazó lo que horas después se vivió. “Los vándalos salieron después, la verdad no sabemos de dónde, que no somos nosotros, no pertenecen a nosotros,  no los reconocemos y que el gobierno ponga mucho ojo porque eso desdibuja la imagen que dejamos, después nos echan la culpa de esos desmanes y los trabajadores colombianos somos gente decente, somos personas que protestamos en paz”. 

Daniela Peña, excandidata al concejo de Armenia, integrante del movimiento estudiantil, manifestó estar de acuerdo con la protesta porque es la manera en que “la gente de a pie, los estudiantes, los trabajadores, podemos organizarnos y demostrar que estamos en descontento, porque estamos en un momento de cambiarlo todo. Algunas de las pancartas de la marcha del 21N decían que esta generación no tiene nada que perder y pues es verdad. La idea es seguir participando de las protestas de manera pacífica, llenos de arte, de música, hasta que nos escuchen”.

Añadió que la marcha del 21 fue una muestra de que en el Quindío “no queremos violencia, sino que realmente vamos a cambiar esto, pero bien. Que a la marcha puedan ir los niños y la familia”. 

Respecto a la universidad del Quindío, se ha movilizado varias veces, no solo por el tema nacional y el ‘paquetazo de Duque’, “sino por los asuntos locales, la matrícula, el tema de la democracia en el plantel, estatuto electoral, estudiantil, se busca montar un proyecto de un consejo superior universitario de estudiantes, donde estemos organizados respecto a todos los temas”. 

De su interés: Vea aquí parte del recorrido de la marcha de las antorchas


Marchas, efectivas

Cristian López, integrante  del movimiento estudiantil y de la Organización Colombiana de Estudiantes, declaró que está de acuerdo con la manifestación y que en el Quindío los estudiantes se han movilizado 5 veces este año. Sostuvo que dichas movilizaciones fueron efectivas porque gracias a ellas se lograron más recursos para las universidades. 

“Históricamente está demostrado que las condiciones de los colombianos no son peores gracias a la movilización social. Los profesores, los estudiantes, los trabajadores, indígenas y campesinos son prueba de ello. Los estudiantes el año pasado logramos que el Estado le inyectara más presupuesto a la educación superior y fue gracias a más de dos meses de movilización”.
 

“Policía, promotora del vandalismo”

El presidente de la República Iván Duque Márquez, no se ha pronunciado directamente frente a la situación del país y las manifestaciones de los últimos días, solo ha hecho referencia a los disturbios y anunció que el próximo 27 de noviembre convocará a las fuerzas representativas del país para “iniciar una conversación nacional, que fortalezca la agenda política social vigente”. La respuesta no tiene muy convencidos a los sectores que piden cambios en la reforma, no fortalecer la agenda política.

“De qué hablas viejo, el pueblo quiere soluciones inmediatas”, “La otra semana, el país se está matando hoy viejo”, algunas de las respuestas en Instagram.   El mandatario de los colombianos ha hecho más mención a los ataques a la Policía y rechazó los mensajes y videos que por la web anunciaron que la misma fuerza pública estaba pagando para que los apedrearan e hicieran disturbios.  

“Rechazo categóricamente las afirmaciones tendenciosas y politiqueras que están tratando de insinuar que es la fuerza pública la que promueve el vandalismo”, subrayó el jefe de Estado. 
 


Estudiantes han seguido con las manifestaciones después del 21 de noviembre.

 

Protestar es legal

Luis Janil Avendaño Hernández, abogado y columnista de LA CRÓNICA, explicó el marco legal de las protestas y lo que han sido en el marco nacional y el local. Indicó que “podemos manifestarnos frente a varios temas, o sea que es absolutamente legal. La única condición que existe es que quien realice este tipo de actividad no cause daños ni violación a bienes y personas de carácter público o privado”. 

Sobre lo que ha sucedido, expresó que hasta este momento ha sido un acto  de demostración de inconformidades frente a muchos esquemas en el país. “En general, el asunto pensional que alarma mucho a los colombianos, quienes están  ad portas de un beneficio, que es la jubiliación. El temor a que la edad sea aumentada y el esquema base para la liquidación de la misma, que al parecer se proponía que fuera más largo. Un tema grueso, lo mismo que el de las relaciones laborales. Otro punto que está en el medio es la necesidad de una reactivación económica”. 

Respecto al Quindío, acotó que “es una clara demostración del hastío de los quindianos frente a la clase política. Creo que esto se dio a conocer en las manifestaciones pasadas con un voto en blanco, que hay muchas cosas que afrontar, alto nivel de desempleo, delincuencia y todo esto es lo que los quindianos rechazan”.

Agregó que lo más importante es que si en algunas ocasiones las elecciones no reflejan el sentir, esas comunidades ven la necesidad de salir a marchar. Sobre si son efectivas o no, expresó que sí, porque a partir de ellas, cualquier gobierno de izquierda o derecha, si hay alguna reforma  que está siendo rechazada, la mirará de otra manera. 

Sostuvo que ese tipo de manifestaciones son buenas y reiteró que se hacen para dar a entender que algo que se está haciendo no está bien, que afecta y se debe corregir. “Tenemos problemas delicados y no queremos llegar a esos estados de llevar a la ruina a Colombia, que necesita hoy más que nunca un cambio, que no podemos seguir en un enfrentamiento entre un extremo y otro”.

Avendaño Hernández destacó las protestas pacíficas. “Me parece muy bien las protestas que se realizaron pacíficamente, hay que aplaudirlas y condenar a quienes de alguna manera con actos violentos han generado el caos en el país. Que pacíficamente nos podemos manifestar, pero que los violentos no tienen cupo dentro de la sociedad colombiana”. 

Recomendado: Con un ‘pupitrazo’, UQ protestó, con gases el Esmad respondió
 

Protestas: pacíficas sí, violentas no

La defensora de Pueblo, Luisa Fernanda León Betancourt, también se refirió al tema exaltando las manifestaciones pacíficas y rechazando las que vulneran los derechos. 

“La protesta siempre es bienvenida si se hace en forma pacífica, es la primera actuación que tienen los ciudadanos en un Estado democrático, pero desafortunadamente los hechos vandálicos, las situaciones que hemos tenido en el país son rechazables”. 

Resaltó que por fortuna el Quindío fue ejemplo el 21 de noviembre “porque la marcha fue pacífica, cultural y digna de ser mostrada a nivel nacional. 

Por tanto, la Defensoría y yo personalmente apoyo estas acciones siempre y cuando sean pacíficas. Es la única forma en que el gobierno escucha a la comunidad mediante la voz y propuestas unificadas, pero todo esto se desvirtúa cuando los actos no son acordes con el respeto de los derechos de los demás ciudadanos”. 
 

La protesta, un derecho de todos

La Constitución Política de Colombia, sobre los derechos, garantías y deberes, en el artículo 37 reza: “Toda parte del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente. Solo la ley podrá establecer de manera expresa los casos en los cuales se podrá limitar el ejercicio de este derecho”.
 

Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net