Región / SEPTIEMBRE 28 DE 2020 / 1 mes antes

Santy Clap y las buenas vibraciones

Autor : Juan Felipe Gómez Cortés

Santy Clap  y las buenas vibraciones

Con una formación en la que lo empírico y lo teórico se han sumado a la curiosidad y el espíritu creativo para definir un estilo inconfundible, Santy se perfila como un artista íntegro: multiinstrumentista, con especial predilección por la armónica y el acordeón —que definen en buena medida su sonido—; arreglista, productor y compositor.

A menudo utilizamos la expresión ‘tiene buena vibra’ para definir el carácter de una persona. Al conocer a Santy Clap —Santiago Agudelo Jaramillo—, podemos ir más allá y aplicarla no solo a su forma de ser, sino al proyecto musical con el que viene abriéndose paso en los últimos años en la escena cultural de la región y el país.

Aunque oriundo de Manizales, ha sido en Quindío donde se ha forjado en buena medida el músico que es hoy, cuando a los 30 años ya cuenta en su haber con 3 trabajos discográficos, el EP El camino, de 2013, y los álbumes Instinto —2019—, y Salmoon, producción que se empezó a gestar el año pasado y que hemos empezado a conocer poco a poco con el lanzamiento de los sencillos Dulce amor, bella dedicación a la madre, y Aceptar, que llegó a las plataformas y redes el pasado 4 de septiembre con un mensaje que resuena en estos tiempos de incertidumbre y desesperanza: “Dejar que la vida tome su curso / Comprender: no todo siempre es como se supuso / Andar por la vida sin resistir, yo prefiero fluir”. 

Con una formación en la que lo empírico y lo teórico se han sumado a la curiosidad y el espíritu creativo para definir un estilo inconfundible, Santy se perfila como un artista íntegro: multiinstrumentista, con especial predilección por la armónica y el acordeón —que definen en buena medida su sonido—; arreglista, productor y compositor. Todo un hombre orquesta, en el mejor sentido del término. “Empecé a tocar en el año 2008 y de la mano de mi hermano comencé a explorar el rock como bajista. En 2009 ingresé al Instituto de Bellas Artes de la Universidad del Quindío, donde estudié un diplomado de 2 años, el cual no concluí porque no me permitieron hacer el proyecto de grado con mis composiciones, y componer fue mi razón para buscar el conocimiento que me compartieron en el instituto”, cuenta Santy. Con ese pequeño acto de rebeldía de no graduarse si no era con composiciones propias, se evidenció que su proyecto musical iba en serio, y las limitaciones propias de una formación estandarizada y rígida como la de Bellas Artes no iban a coartar su creatividad. 

Con la participación como bajista en la agrupación Lovysol, de marcado estilo rocanrolero e indie, empezaría un trasegar por los diferentes quehaceres del universo musical y aparecería la pulsión de componer e ir siempre un paso adelante en sus intereses. En ese camino, por supuesto, aparecerían contrariedades y altibajos que serían un acicate para avanzar y seguir sus exploraciones. “En Lovysol pasó algo muy curioso y es que yo componía, pero muy pocas veces me salía una canción rocanrolera o indie. Al ver que tenía varias canciones y no encajaban, me puse a grabar por mi cuenta”. Vendría entonces la definición de una identidad sonora y estética, primero con Santy Clap y Los Mostachos, y después como solista propiamente; empezaría el periplo por los escenarios y festivales de la región como Recicla por el Rock y La Fiesta de la Música, y un hecho que sería clave como impulso a su carrera: ser el ganador del concurso Que la paz te toque, de la fundación Mi sangre, con la canción Perdonar es tener paz. 

Recomendado: Los cuentos de Jerónimo García que poco se conocen en Quindío

El concurso invitaba a los jóvenes colombianos a componer una canción, escribir una crónica o realizar un video para responder a la pregunta ¿Cómo empezar de nuevo?, eso a propósito del proceso de paz que en 2016 auguraba un nuevo comienzo que infortunadamente no pudo ser. Pero para Santy Clap quedó la experiencia del premio, que le permitió grabar la canción en los estudios de Merlín Producciones, la productora de Juancho Valencia, y poner a sonar en diferentes plataformas una letra que resulta muy pertinente para estos tiempos aciagos: “Me duele la sangre derramada / de los civiles y de los de la armada / No estoy de acuerdo en combatir guerra con guerra / ¿Acaso apagas un incendio con más fuego en la hoguera?”.  

La amalgama de sonidos y estilos, donde se reconocen ecos de Esteman, Café Tacvba y Jason Mraz, da cuenta de una sólida intención de originalidad y, aunque reconoce la clara influencia de los Beatles, tiene una idea que se aleja de lo radical en cuanto a la apreciación de los géneros: “Las barreras entre los géneros no son tan grandes, es más una cuestión cultural, social y de época. Yo puedo sentarme a escuchar una ranchera y me gusta, un bolero, un vallenato; puedo escuchar reguetón, obviamente no todos, porque ya sabemos que entra a jugar la letra: puedo sentarme a escuchar diferentes tipos de música y les encuentro algo que me agrada. Cuando comencé sí era muy roquero, mucho Beatles y eso me marcó en el estilo y la influencia pop”.    

Al fijar la atención en las letras de sus canciones es posible percibir la influencia de ese pop más esencial, donde el amor y el desamor, las emociones cotidianas y la introspección son expresados en líneas sencillas que se resaltan con melodías juguetonas y de fácil evocación. De otro lado, en toda su labor creativa hay una profunda conciencia del influjo que puede ejercer la música en toda su complejidad, desde los elementos puramente físicos como la frecuencia y la vibración, hasta los temas espirituales y filosóficos. 

En este 2020, Santy Clap ha dado un paso para reafirmar la madurez de su propuesta musical. Radicado ahora en Medellín, pero con parte del motor creativo y la inspiración en tierra cafetera, conectó en 2019 el cierre de la gira del álbum Instinto con la preproducción de Salmoon, su segundo registro de larga duración. Con la pandemia y el periodo de confinamiento, llegó para Santy la oportunidad de encerrarse a grabar y concretar un álbum que da cuenta de una carrera en ascenso y tan consistente como su concepto: “Está inspirado en ese pez que en un momento de su vida busca el mismo río donde nació y se va contra la corriente hasta arriba para poner ahí sus huevos, y esa es la cumbre de su vida. En algún momento de nuestras vidas sentimos que estamos haciendo algo que no encaja, que es muy raro, como que también vamos en contra de la corriente, y a veces uno se cuestiona por eso, pero para nosotros también puede ser natural ir contra la corriente, así parezca que no”. El concepto está sintetizado en la bella ilustración de la portada, que integra el salmón arqueado como una luna en cuarto creciente cuando se está ocultando en el horizonte.

Leer: Francis, el mariachi que une corazones distanciados con sus cantos

Las canciones del álbum, que iremos conociendo poco a poco con los lanzamientos mensuales en plataformas y redes sociales, cuentan con la singularidad de incorporar acordes al revés, haciendo honor al movimiento del pez, y sonidos binaurales, los cuales han sido utilizados por la neurociencia para tratar trastornos siquiátricos. 

Acercarse a este nuevo trabajo de Santy Clap será sin duda una experiencia estimulante que nos permitirá reconocer lo que hay más allá de la música, apreciar una propuesta de singular frescura y honestidad, y entender que se vale ir a contracorriente, algo que siempre podemos cantar y aplaudir.   

En algún momento de nuestras vidas sentimos que estamos haciendo algo que no encaja, que es muy raro, como que también vamos en contra de la corriente...”

*Contenido realizado como parte del proyecto Voces y notas emergentes: una década de nuevos sonidos en la música del Quindío, ganador de la beca de crítica cultural y creativa del programa de estímulos del ministerio de Cultura 2020.  


Temas Relacionados: Música Quindío Manizales

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net