Región / ENERO 20 DE 2022 / 3 meses antes

Siniestralidad en la vía La Línea se redujo en un 93 %

Autor : Valeria Urán Sierra

Siniestralidad en la vía La Línea se redujo en un 93 %

Control de la velocidad sobre la vía, y contará con el apoyo de la dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional de Colombia.

El corredor vial está diseñado para cruzar a 30 y 60 kilómetros, y tiene en pendiente hacía el Quindío 8 % y al Tolima del 7 %.

La construcción de rampas de frenado sobre la vía no es la única solución para disminuir el índice de accidentalidad en el recién inaugurado Cruce de la cordillera Central, entre Quindío y Tolima, esa fue una de las principales conclusiones de la mesa técnica tras el recorrido adelantado entre Calarcá y Cajamarca, que se efectuó con el objetivo de revisar la seguridad del corredor vial.

El Invías, la Agencia Nacional de Seguridad Vial, la dirección nacional de Tránsito, en compañía de los gremios de transporte de carga y pasajeros, la Sociedad Nacional de Ingenieros de Colombia, entes de control y veedurías coincidieron en que una de las situaciones para mitigar el riesgo de siniestros, radica en la prudencia con que los usuarios transiten la vía. De ahí la importancia de adelantar campañas de pedagogía vial, así como implementar un esquema de gestión de velocidad para prevenir el exceso y de esta manera no solo apelar a la sanción de los infractores, aunque también se acudirá a nuevas tecnologías para mejorar la señalización. 

Juan Esteban Gil Chavarría, director nacional del Invías, explicó: “Es importante mencionar que no nos dedicamos en esta reunión a buscar culpables, sino a buscar soluciones, y que el corredor vial está diseñado para cruzar a 30 y 60 kilómetros por hora, y tiene en pendiente hacía el Quindío de 8 % y, al Tolima del 7 %, mientras que la antigua era de 14 %”, dijo.

Agregó que la vía es más ancha, bermas de 1 metros con 50, cuenta con señalización e iluminación, es decir, que hoy es más seguro el tránsito.

Por tanto, para implementar la medida de control de velocidad sobre la vía, contarán con el apoyo de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional de Colombia, y adelantarán estrategias para llevarlas a cabo, y también se dedicarán a revisar que exista un mantenimiento oportuno de los vehículos, sobre todo para los de carga y transporte, para evitar sobrecalentamiento de llantas y motores, y la pérdida de frenos. 

“Hoy pudimos evidenciar que en Colombia no tenemos normatividad para el tema de rampas de frenado. A nivel mundial con las que contamos, deben tener un carril exclusivo para garantizar que se genere la movilidad del automóvil, y entre a la rampa de frenado. Pero esto no podría hacerse en nuestro caso, no para toda la vía, porque recordemos que es vía y viaducto. No tenemos cómo ensanchar un túnel para instalarlas”, agregó Luis Felipe Lota, director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Seguridad en la vía 

Respecto a la seguridad en el corredor vial, el presidente de la veeduría técnica de las obras del túnel de La Línea y todo el Cruce de la cordillera Central, Uriel Orjuela Ospina, dijo: “Se advirtió en algún momento, la necesidad de estudiar el tema de la seguridad y velocidad vial, lo que generó posteriormente la necesidad de realizar un estudio que poco a poco fue implementado durante la construcción. No hay que olvidar que esta es una carretera de montaña, en la que deben de haber unas restricciones de velocidad que determinarán la seguridad de la vía, el estado de los vehículos, la cultura ciudadana y de los usuarios en la misma. Infortunadamente ocurrió un siniestro en el sector de Los Venados, pero el índice de accidentalidad ha sido muy bajo”, aseguró. 

Frente al recorrido y la mesa técnica destacó que permitirá el cimiento de las bases para realizar un monitoreo constante al proyecto. 

Sector transportador 

Por su parte, Jorge Ignacio García, presidente de la Confederación Colombiana de Transporte, aseguró que una de las conclusiones fue la necesidad aumentar la señalización en la zona, en especial en el túnel Los Venados, donde el pasado 4 de enero ocurrió un siniestro grave, luego de que un camión se quedara sin frenos. “La idea es que la gente inicie el proceso de descenso de su velocidad cuando se encuentre cerca del lugar y no corra riesgos. Por eso habrá pedagogía para los conductores, y de esto se encargarán los gremios. Además, consideramos que la vía está bien hecha, lo que debemos es reducir la velocidad. Aunque también ocurre, y no es justificación, que en ocasiones los transportadores están bajo mucha presión. Deben entregar la carga en unos horarios y fechas establecidos, y el mismo estrés que supone el viaje los lleva a aumentar la velocidad”, dijo el líder gremial

Los acuerdos a los que se llegaron serán de gran apoyo para mejorar el tránsito y la seguridad en la vía. 

“A partir de las mejoras en la señalización, rampas reductoras de velocidad, la prohibición de los polizontes en la parte de atrás de los vehículos, que la vía vaya a contar con cámaras de seguridad, y que esté custodiada por la Policía Nacional, son grandes avances. Es un trabajo conjunto, y responsabilidad de todos”, concluyó.

Lea también: En Pijao faltan 320 usuarios por instalar micromedidores



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net