Salud / ABRIL 16 DE 2020 / 1 mes antes

Farmacodependientes, población de alto riesgo frente a la COVID-19

Autor : Lily Dayana Restrepo

Farmacodependientes, población de alto riesgo frente a la COVID-19

El sistema se ha olvidado de los pacientes con enfermedad mental

El médico siquiatra Óscar Cabrera Erazo explicó la relación de la enfermedad mental con el coronavirus.

 

La población con enfermedades mentales, especialmente los farmacodependientes, es la que más alto riesgo de contagio tienen. Así lo aseguró Óscar Cabrera Erazo, médico siquiatra, coordinador científico del hospital Mental de Filandia, quien explicó la relación entre estos pacientes y la COVID-19.


Con más riesgo

El especialista informó que están preparados para quienes sufren de enfermedad mental: personas depresivas, esquizofrénicos, bipolares, farmacodependientes, que son muchos en Quindío. “Esta población es de alto riesgo para contagiarse, porque, entre otras cosas, es muy difícil lograr que se laven las manos cada 20 minutos”.

Recomendado: Salud mental y consumo de drogas, temas críticos en el Quindío

Mencionó que por dicha razón, lo más probable es que tengan pacientes mentales con COVID-19, “Nos preparamos y tenemos unas instalaciones en San Juan Bosco para casos diagnosticados y sospechosos, también contamos con personal e insumos”.

El médico aclaró que el lugar es para aislarlos y evitar más contagios. Respecto a la preparación del personal médico, señaló que se encuentran adquiriendo trajes especiales para los trabajadores y la población que tiene muy alto riesgo de contraer el virus.

“Apenas estamos empezando esta pandemia, el pico más alto, según los epidemiólogos, será finalizando abril y empezando mayo”, destacó Cabrera Erazo.

Agregó que en otros lugares del mundo, los pacientes mentales se descuidaron y fueron muy contaminantes. “Para evitar eso nos preparamos”.


Salud mental en cuarentena

Sobre las enfermedades mentales que se pueden desatar del confinamiento, el siquiatra manifestó: “Lo que estamos viendo con las personas es la sensación de angustia y de incertidumbre, en la mayoría, porque no se pueden hacer las cosas que normalmente se hacían y no se sabe qué va a pasar, y la angustia por los muertos, las noticias, el no poder visitar a los seres queridos”.

Esos 2 sentidos forman un trastorno adaptativo. “Lo vivimos todos los seres humanos y puede ser de 2 tipos: ansioso o depresivo, un ejemplo claro es la ruina, que provoca depresión, pensar en cosas funestas, el estado del ánimo al piso”.

Acotó que en medio de todo, hay algo positivo y es que cuando las personas se adaptan, en ese momento se soluciona.

Le puede interesar: Quindío, con menos tabú al hablar de salud mental

Sobre quienes tienen sentimientos de angustia, incertidumbre, dificultad para dormir, que duermen mucho en el día y tienen insomnio en la noche, quienes les aumenta el apetito, o al contrario. Aquellos que se ponen irritables, de difícil manejo, tienen dificultades en la relación o por pequeñas cosas ‘revientan’,  argumentó que el tratamiento no es de ninguna manera farmacológico, y que existen líneas de autoayuda en la cámara de comercio, la secretaría de Salud, las ARL y también las clínicas.

Lea también: Prevención, la mejor ayuda para disminuir brecha de atención en salud mental

Indicó que dichas alternativas sirven para hacer una descarga emocional con un profesional que trate estos temas y dé los primeros auxilios emocionales. “El hecho de hablar sirve como descarga emocional, la invitación es a que hablen, es lo que normalmente hacemos. Que sea este el primer paso que demos. Se trata de escuchar o tener una charla orientada, de esa manera nos alivianamos”.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net