Coctelera / SEPTIEMBRE 16 DE 2020

Coctelera

Preparamos un coctel informativo con el viacrucis de quienes sospechan que tienen COVID y acuden a la Sagrada Familia, y la ´vaca'  que están haciendo para comprar un cable para reparar un semáforo.

A cuentagotas I

Nos contó una persona que, por presentar todos los síntomas para ser positivo para COVID y porque además su esposa y su hija ya fueron confirmadas como portadoras del virus, en la mañana del pasado lunes acudió a la Clínica la Sagrada Familia en busca de atención. Muy juicioso agotó todos los protocolos previos, accedió a la aplicación CoronApp y diligenció la información allí solicitada. El paciente llegó al centro médico a las 10 a. m. y tuvo que permanecer allí hasta las 4:26 a. m. del otro día. No les tienen permitido el uso del baño del lugar, tampoco se pueden mover de una carpa ubicada al aire libre a la que son asignados los pacientes sintomáticos, solo hay 4 sillas para esperar y ese día se juntaron 11 en el mismo lugar. La atención es a cuentagotas y la incertidumbre reina porque a los pacientes no les van informando el estado de su proceso y lo único que pueden hacer es esperar. Entre quienes esperaban en la carpa, sin poder usar un baño, estaba también una señora con vómito, a 3 de los que esperaron por atención finalmente los hospitalizaron, otros quedaron en urgencias y otros fueron devueltos para la casa.

 

A cuentagotas II

La persona que relató su viacrucis en la Sagrada Familia asoció la atención recibida a lo que muestran las películas que tratan sobre la guerra. Nos dijo que llegó a las 10  a. m., que como él habían 11 personas más confinadas en una carpa en la que solo cuatro se pueden sentar. Una hora después de llegar, un enfermero le tomó los datos, sobre el mediodía un médico lo valoró y no volvió a pasar nada. Cerca a las 6 p. m., y después de la protesta colectiva por la lenta atención y la falta de información, por fin empezaron a tomar muestras. A las 11 p. m. al paciente que nos contó su odisea le tomaron una placa y le ordenaron el hisopado para coronavirus, a las 4:26 de la madrugada le ordenaron medicamentos, le expidieron la incapacidad y lo mandaron para la casa. La persona está confirmada como positiva para COVID-19. 

 

Vaca para un cable

Supimos que el no funcionamiento de los semáforos ubicados  en el cruce de la calle 10 con carreras 12 está fuera de servicio porque el cable que lo alimenta estaba viejo y el agua lo acabó de dañar. El problema es que no se puede montar un proceso de compra directa para el cable y por eso desde Setta sacaron la ponchera para tratar de conseguir que alguien les done los 200 metros de cable que se necesitan para prender nuevamente este semáforo. Ojalá opere la caridad porque ese cruce es peligroso por el permanente y copioso tráfico vehicular que allí se presenta. Mientras tanto se han enviado dos reguladores al sitio y se avanza en un proceso precontractual para comprar cables, lámparas, paneles y demás elementos para reparar los semáforos dañados.

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net