Editorial / DICIEMBRE 07 DE 2012

El famoso alumbrado de Quimbaya

“Cuenta la historia que cuando un farol se enciende, la energía se conjuga y todos los sueños se hacen realidad”. El Festival de Velas y Faroles del Quindío es un patrimonio cultural de los quindianos que merece ser visitado y conservado.
En treinta años Quimbaya ha recreado la historia con la luz de las velitas al celebrar ininterrumpidamente su alumbrado en honor a la virgen María. Sus raíces se remontan a la tradición que tenían los vecinos del barrio Sierra Ochoa y que se fue expandiendo por la ciudad hasta el punto de convertirse en un evento de turismo para el disfrute de propios y extraños que ha cobrado renombre departamental, nacional e internacional.

Este un evento ejemplarizante que ha convocado al civismo de la ciudadanía y su creatividad y que ha congregado siempre a un buen porcentaje de las cuadras de la localidad, todas ellas participantes en un concurso que reconoce a las mejores exhibiciones con mensajes alusivos a la Virgen implorando su protección, la paz y la alegría.

Su dimensión hace que se relacione la Noche de las Velitas y Faroles con Quimbaya, característica simbiótica que ha conducido a que el alumbrado sea declarado patrimonio cultural. Esta característica hace que el alumbrado sea único, así como son de únicos el Carnaval del Diablo en Riosucio, la Fiesta de Blancos y Negros en Pasto, el Carnaval de Barranquilla y el Desfile de los Silleteros en Medellín. Por supuesto que son bienvenidas las réplicas en otras latitudes siempre y cuando se reconozca su autenticidad, como lo hacía el presidente Gaviria cuando llenaba de faroles y velitas la plazoleta del Palacio de Nariño.

Cada una de las treinta versiones del Festival de Velas y Faroles ha estado ilustrada con su respectivo afiche, igualmente sometido a concurso. En esta ocasión el artista ganador fue el maestro Alex Usquiano, quien ha logrado desde las alturas una bella panorámica del templo parroquial y del contorno de la plaza de Bolívar. Pero la real significación de este afiche está en su mensaje: “Cuenta la historia que cuando un farol se enciende, la energía se conjuga y todos los sueños se hacen realidad”.

Los quindianos tenemos que convertirnos en guardianes de esta tradición, de un patrimonio asociado con la vida cristiana y católica, pero que evoca la luz como un símbolo universal de todas las culturas, que evocan el sol, pero también la claridad del pensamiento y el entendimiento.

Entre las 6:30 y 10:00 de la noche se asistirá hoy viernes 7 y mañana sábado 8 de diciembre a un magnífico espectáculo de luz y regocijo, al cual está invitando la Fundación Velas y Faroles para compartir con los habitantes de Quimbaya la alegría del inicio de la Navidad.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net