Editorial / OCTUBRE 15 DE 2011

Es preciso decirlo

La Crónica del Quindío celebró con una relativa solemnidad los primeros 20 años de su historia. La asistencia del señor presidente de la República, Juan Manuel Santos le otorgó una incuestionable vistosidad al acto, a pesar de la mesura y equilibrio que tuvo la celebración.
Es preciso decir que desde 1991 esta empresa periodística no le ha fallado un solo instante a la sociedad quindiana y que ha cumplido a cabalidad la declaración de principios suscrita por sus fundadores mediante escritura pública y en la que claramente se dijo: “será un medio de comunicación independiente, equidistante de todos los partidos y tendencias políticas que participaren en la cotidiana actividad partidista pero no ajena a este acontecer, comprometida eso sí y de manera exclusiva con los sagrados intereses de la ciudad y el departamento”.

Así fue como quedó señalado el camino de La Crónica del Quindío para los efectos de su orientación editorial y política. La Crónica del Quindío no se inspiró en ninguna bandera política particular. Los fundadores del diario veintiañero pensaron en la necesidad de un medio escrito para defender los intereses de la ciudad y el departamento. Un periódico para estimular y promover el desarrollo. La misma La Crónica del Quindío como empresa ha sido promotora de empleo. Hoy 72 puestos de trabajo directos y otras tantas posibilidades indirectas, hacen parte de la estructura laboral con que cuenta el periódico.

La junta directiva de ahora presidida por el periodista y empresario pereirano Luis Carlos Ramírez Múnera está empeñada en que La Crónica del Quindío siga creciendo y también es preciso decirlo, va a crecer el próximo año cuando se materialice el edificio de su propiedad que será construido en la carrera 18 entre calles 16 y 17 frente al CAM.

La sede propia de La Crónica del Quindío será una edificación técnicamente construida y responderá a las exigencias del mundo moderno. Su construcción será la cuota inicial con la que se obtendrá el cambio ambiental y transformador del sector, tarea en la que la empresa privada tiene que acompañar al CAM único elemento físico levantado sobre los terrenos de lo que fueron las galerías de Armenia como se conoció la gran plaza minorista de construcción republicana y que fue necesario derrumbar tras los efectos devastadores dejados en su perjuicio por el movimiento telúrico de 1999. El entorno del CAM se va a recuperar para la ciudad, las carreras 16, 17 y 18 en esta zona de la ciudad le van a dar en muy poco tiempo, otro aspecto a la capital quindiana y esta ciudad que ayer cumplió 122 años de su fundación renovará por completo su aspecto a partir de este paso, el que dará La Crónica del Quindío con la construcción de su moderna sede.

El deseo que hace cerca de 25 años tuvo Luis Carlos Ramírez Múnera de adquirir el nombre del Diario del Quindío para poner a funcionar un diario importante para los quindianos tomó su rumbo a través de la creación del diario La Crónica del Quindío. Los fundadores le han cumplido a la ciudad y el departamento y la dirección no puede menos que rendir tributo de especial reconocimiento a los señores Javier Ignacio Ramírez Múnera, Iván Botero Gómez, Javier Osorio Jaramillo, Jorge Iván Henao Ospina, Jorge Enrique Ospina Gómez, Guillermo Jaramillo Arcila, quien obró en el documento como representante de la sociedad grupo 20 Ltda., Gustavo Alberto Castaño Sarmiento, Jairo Patiño Gutiérrez, Alfonso Rodríguez Duque, César Augusto Mejía Urrea y Álvaro Arias Young.

Gerenciar empresas tan particulares como las comerciales dentro de los medios de comunicación es oficio de titanes y Sandra Cecilia Macías Palacio es precisamente la encargada del timón administrativo con el apoyo directivo de un grupo idóneo que cree en la prosperidad y merecimientos del Quindío. Todos los empleados, es preciso decirlo, han hecho de La Crónica del Quindío una empresa orgullosamente regional y profesionalmente periodística. Todo esto, es preciso decirlo.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net