Editorial / ABRIL 15 DE 2015

Nuevo rector de Uniquindío

Hubo un debate equilibrado en foros y en los medios de comunicación.

Las elecciones en la universidad del Quindío concluyeron con la elección de dos de los tres candidatos para conformar el grupo que irá al examen final del consejo superior del alma máter, que, finalmente, será el ente que defina quién regirá los destinos del más importante centro de estudios superiores del departamento.

Le corresponde al consejo superior escoger entre la vicerrectora de investigaciones Patricia Landázuri y el decano de la facultad de Ingenierías José Fernando Echeverry, quienes alcanzaron los umbrales de los tres estamentos universitarios: estudiantes, profesores y administrativos. Es una pena que el decano de la facultad de Ciencias Humanas y Artes William García no haya logrado el umbral entre los administrativos y profesores, pues esta hubiera sido una muy buena opción para conformar la terna, cada vez que su experiencia, su conocimiento y su pensamiento de avanzada hubieran refrescado el debate entre los directivos.

Las dos opciones que tiene el consejo superior son muy buenas. Landázuri posee gran experiencia administrativa, tanto que ha ocupado no solo la cátedra de investigación en ciencias, sino que ha regentado la vicerrectoría de investigaciones, lo que la pondera como una excelente profesional en esta área tan importante en las universidades, lo que se podría considerar como la vanguardia académica de los grandes centros académicos. Su capacidad para formular y tramitar proyectos para la ciencia y sus contactos con investigadores y aliados de esta modalidad como Colciencias, son básicos para el avance de la universidad.
José Fernando Echeverry es ingeniero de sistemas, reconocido por el hacer, esto es, por poner en la práctica los proyectos que se propone, por materializar las ideas, muy especialmente aquellas que tienen que ver con las obras públicas, tanto que en su carrera como decano realizó varios estudios para diferentes entidades del país, concretamente con Invías y el ministerio de Transporte.

Igualmente pudo poner en marcha una maestría en ingenierías, con opciones de especializaciones diferentes para los matriculados, lo que ha enaltecido a la universidad del Quindío como una gran alternativa en estas ciencias en el país.

Lo mejor que le podría pasar a la universidad del Quindío es que la persona que sea escogida por el consejo superior, recoja las tres propuestas y las ponga en marcha. La propuesta de García: La proyección social, el cambio de paradigma: universidad-empresa-estado por universidad-estado-sociedad, y la descentralización administrativa, darle más poder a las facultades; la iniciativa de Landázuri: una universidad de alta calidad con egresados competitivos, corrigiendo las falencias en los currículos, en los procesos de investigación y en los centro de extensión; y los planes de Echeverry: acreditación institucional de alta calidad, mejoramiento del clima organizacional, formación de ciudadanos del siglo XXI con capacidades para la innovación y el emprendimiento, con pensamiento crítico y solidario. Los tres podrían conjugarse en un solo programa para proyectar una mejor universidad.

No faltaron en estas elecciones los lunares y las denuncias de acciones non sanctas, pero mucho menos que en ocasiones anteriores. En verdad hubo ponderación y un debate equilibrado, a través de los foros entre el público y en los medios de comunicación. Hay que decirlo, esta vez la campaña en la universidad del Quindío se hizo con mucha decencia. Y también con transparencia, aunque se hizo evidente el uso del poder de algunos miembros del consejo superior. Esa transparencia quedó evidenciada en el triunfo del voto en blanco en el estamento estudiantil en la elección de decano de la facultad de Ciencias Económicas y Administrativas.
Hoy, los dos escogidos, Landázuri y Echeverry, se foguearán frente a los empresarios del Quindío, en un panel organizado por LA CRÓNICA y Quindío Competitivo. Esperamos que sea el comienzo del nuevo debate para ganar, limpiamente, las simpatías del consejo superior, que en últimas es el encargado de definir la persona que regirá por tres años los destinos de la universidad del Quindío.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net