Editorial / SEPTIEMBRE 26 DE 2020

Ya hay un plan

Con la sanción del plan de desarrollo de Armenia comenzará el gobierno de José Manuel Ríos, aunque su periodo constitucional empezó hace más de 8 meses.

Ya hay un plan

El 17 de septiembre se puede tomar como la fecha de inicio del gobierno del alcalde del municipio de Armenia. Los casi nueve meses que ya pasaron, del periodo constitucional para el que fue elegido en las urnas José Manuel Ríos Morales, se perdieron. Durante este tiempo al municipio lo gobernó la zozobra y el caos, llegó la pandemia, suspendieron al alcalde, el plan de desarrollo no fue sancionado oportunamente y hubo dos alcaldes que más que designados estuvieron encartados con el cargo.

El reciente fallo del Tribunal Administrativo del Quindío, con el que se declaran infundadas las objeciones de derecho presentadas por la entonces alcaldesa designada de Armenia al plan de desarrollo “Armenia Pa’ todos” 2020-2023, pusieron fin a ese desabrido novelón en el que se convirtió la sanción de la nueva ruta de navegación de la capital quindiana para los próximos cuatro años. El municipio está en un mar picado, andaba sin capitán y a la deriva.

Ojalá hayan quedado aprendidas las duras lecciones que ha dejado la improvisación de quienes gobiernan o administran este municipio y por fin se empiece a escribir una nueva historia, una más amable. Lo que hay que celebrar del fallo del TAQ es que además de recomendarle al alcalde sancionar el nuevo plan de desarrollo, el documento que marcará el norte del municipio no incluirá los dos sospechosos artículos que intentó colgar a última hora el alcalde designado, para la época de los hechos, Jorge Fernando Ospina Gómez. 

Lo que menos necesita esta municipalidad es un alcalde con facultades extraordinarias gobernando de espalda a la ciudad y al margen del concejo, como se pretendía con los artículos que fueron desestimados por el alto tribunal. Las reformas que necesita el municipio, que son varias, para que sea eficiente, deben hacerse agotando el debido proceso, con la discusión y sin chantaje en el concejo y de cara a la opinión de la comunidad.

Sancionado el nuevo plan comenzará, ahí sí, el gobierno del actual alcalde y por el bien de una ciudad y sus futuras generaciones ojalá sea un mandato sin cadenas, sin padrinos o jefes a la sombra. El margen de duda que podía haber sobre Ríos Morales ya se agotó y ninguna acción que él emprenda podrá suponer suspicacia alguna porque ya no resiste una más. No se puede perder un solo día más para empezar a reconstruir esa Armenia que se pudo sobreponer a un terremoto pero que sucumbió al desacierto de sus dirigentes.

Lo que sigue es armonizar cuanto antes el plan y que éste responda a las necesidades de la nueva ciudad, la que quedará después de la pandemia y del estancamiento al que ha estado sometida. Del nuevo plan los armenios esperan que esté a la altura de los retos que supone este nuevo tiempo y que de verdad sea el reflejo de un trabajo sensato y progresista como el que pregonó el alcalde Ríos Morales para justificar la contratación del experto exalcalde de Manizales, Jorge Enrique Rojas.

La otra gran lección tuvo que quedar al interior del concejo. Por el bien de lo que queda de este periodo constitucional ojalá los corporados hayan hecho catarsis a esa seguidilla de desaciertos, imprudencias e irresponsabilidades cometidas en el estudio y trámite del plan de desarrollo. El fallo del TAQ confirma el nuevo plan de desarrollo y de paso le abre la puerta a los organismos de control para que investiguen y procedan en contra de quienes se equivocaron en el trámite del mismo. Lo que sucedió en Armenia con su plan de desarrollo no puede quedar en el desafortunado anecdotario de la política local, acá hubo errores y graves y los responsables deben asumir las consecuencias.

Con optimismo terminará el mes de septiembre, por el regreso de un alcalde en propiedad y por la noticia de tener por fin un plan de desarrollo. La tarea apenas comienza y será titánica para apaciguar las aguas turbulentas sobre las que flota el municipio de Armenia.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by: Rhiss.net