l
Opinión / JUNIO 13 DE 2017

Ligereza gubernamental

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La sorpresiva intervención del presidente Santos, antes del partido Colombia- España, me hizo pensar que —por fin—  afrontaría en persona el delicado problema con los docentes y otros paros de repercusión nacional.


Cual fue la sorpresa cuando solo se refirió a una advertencia de no pago, soslayando una intervención de fondo. Con respeto debo decir que la postura del gobierno es francamente evasiva y retrata la postura de farándula sobre el tema educativo, manejada con ligereza y poca seriedad, por los sucesivos gobiernos. Desde luego el problema se hunde en las raíces de la historia pues quien esto escribe, es hijo de maestros a mucho honor, sobra decir, abnegados luchadores de la vieja  guardia  y conozco desde la cuna, las dificultades de un gremio que ha trabajado con las uñas y con salarios bajos. En el recuerdo lejano mi padre en la escuela rural de Santa Ana de los Caballeros en Guática  Risaralda, enseñaba las primeras letras hasta cuarto de primaria en el mismo salón, con la abnegación de los maestros de antaño. Con el tiempo los docentes se han profesionalizado y casi todos tienen diversas especialidades, por las necesidades de los nuevos saberes y del currículo moderno, pero esa profesionalización no se ha visto —con justicia— reflejada en sus salarios porque el salario de un educador con título profesional, es muy diferente al salario de un profesional del sector estatal, con el mismo grado de escolaridad. Baso esta afirmación en tres estudios, a saber: La Fundación Compartir señala que esta diferencia salarial es del 16%; un estudio del ministerio de Educación muestra esa diferencia como del 14% y Fecode indica que esa diferencia es de 28%. Como se observa, persiste un claro desnivel en los ingresos, no obstante las conquistas alcanzadas en el pasado, producto de luchas y paros.

Sobre este particular es menester afirmar que el aumento progresivo del presupuesto para educación, debe ir corrigiendo la deuda histórica con los docentes, evitando con previsión el paro colectivo que, obviamente perjudica a la sociedad y a los estudiantes. Le corresponde al presidente coger las riendas y conversar, antes de amenazar. Es la urgencia del momento.

Theresa May

A la primer ministra de Gran Bretaña se le puso el dulce a mordiscos, con el avance del partido Laboral de Jeremy Corbyn, en las recientes elecciones; a pesar de no alcanzar la mayoría absoluta, seguirá gobernando con una precaria ventaja en el Parlamento, merced al apoyo de un partido minoritario de Irlanda y la bendición de la Reina Isabel II. Llega débil a las conversaciones de Bruselas sobre la salida de la Unión Europea. Tenaz, como dice Diana Uribe.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net