Editorial / NOVIEMBRE 27 DE 2020

Cuál negociación

Una negociación debería entenderse como una conversación en la que hay beneficios para las partes y no aquella en la que siempre pierde el mismo.

Cuál negociación

Está por empezar el ya sabido decembrino debate para fijar el porcentaje de incremento para el salario mínimo de los colombianos en 2021. Lejos de ser una negociación, porque siempre pierde la clase trabajadora, lo que históricamente ha ocurrido es que el gobierno llama a los representantes de los trabajadores a la mesa de reuniones para informales, no para negociar, cuánto subirá el básico. 

Siempre el sueldo de la mayoría de los colombianos queda muy lejos de las pretensiones de sus representantes en la mal llamada mesa de negociación. Este año no será igual, será peor, la excusa para subir solo unas monedas al salario está servida: la pandemia. Si en algo hay consenso es que lo que se gana la mayoría es un mínimo que difícilmente alcanza para pagar arriendo, comida y lo del bus, para nada más. Con suerte en un hogar pueden emplearse dos personas para juntar sus salarios y tener un mínimo vital y estirarlo para comprarle zapatos a los más pequeños y no tener que fiar tanto.

Las cartas de la Anif ya son públicas, proponen un incremento entre el 2 % y el 3 %, algo así como $17.000 como mínimo y $26.500 como el techo del aumento, es decir que el otro año quien gane un mínimo, por cada día laborado obtendrá unos $880 de más, ni siquiera la mitad de un pasaje en bus. La propuesta con la que las centrales obreras se sentarán a la mesa desde este lunes es que los trabajadores ganen $1.000.000 más $120.000 de auxilio de transporte. Por supuesto son dos extremos, el gobierno alegará que es imposible y que para estabilizar la economía nacional el mínimo no podrá subir más del 3 %.

Otra vez, qué contradicción, terminan los que menos tienen poniendo más. No hay ningún interés en ajustar un poco la enorme brecha socioeconómica que tiene cada vez a pocos ganando mucho y a la mayoría ganando poco y aferrándose a la pobreza para no caer en ese creciente segmento de miseria. Y mientras sigue creciendo el desempleo y la informalidad aumenta disminuyendo las posibilidades de obtener una pensión, las reformas estructurales que necesita el país se miran de reojo y con malicia.

Hay que insistir en una renta básica, hay millones de colombianos sin poder completar los tres golpes del día y sin posibilidad de acceso a educación. No se puede satanizar la renta básica como asistencialista y un premio a la pereza, no, lo que hay que garantizar es que los subsidios lleguen a quienes verdaderamente los necesiten. La población sigue envejeciendo sin posibilidad de gozar de una mesada cuando laboralmente ya no tenga ninguna opción. Está claro, a los colombianos les tocará trabajar más, pero mucho más, si quieren alcanzar pensión.

Lo que hoy preocupa el otro año le quitará el sueño a la mayoría. El ministro de Hacienda ya cantó la tabla, dijo que el otro año habrá que hablar seriamente de impuestos, mejor dicho, si este 2020 ha llovido, parece que en 2021 no escampará.

Para enmarcar, la sustentación de la Anif para proponer el pírrico ajuste salarial. Recomienda la Asociación Nacional de Instituciones Financieras máxima prudencia en el aumento del mínimo para no poner en riesgo la sostenibilidad de la recuperación económica del país, ni la generación de empleo formal y que haya un balance entre una remuneración digna para los trabajadores y la consideración que hay que tener con los empresarios por la difícil situación que están atravesando. 

En buen castellano la recomendación de la Anif es que los más pobres sigan puchando, que saquen de donde ya no tienen para que los que más tienen no dejen de tener tanto. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net