Editorial / NOVIEMBRE 30 DE 2021

De la percepción a la realidad

Hay que hablar de la seguridad en los municipios quindianos, sin exagerado pesimismo como lo hacen algunos ciudadanos ni desmedido optimismo como lo proponen algunos gobernantes. 

De la percepción a la realidad

Hoy, la sumatoria de voluntades periodísticas de este diario, RCN Quindío y Telecafé, se cristaliza con un conversatorio titulado como Seguridad en el Quindío: de la percepción a la realidad. Nuevamente estos tres medios de comunicación se unen para abordar asuntos de interés regional y que deben tener, todo el tiempo, la lupa mediática encima para no caer en el riesgo de una falsa sensación de tranquilidad o de adormecimiento colectivo cuando lo que tendría que pasar es todo lo contrario.  

Al conversatorio, que se realizará hoy a partir de las 12:30 p. m., con transmisión a través de las redes sociales de los tres medios y el dial de RCN, están invitados como foristas los alcaldes de Circasia, La Tebaida y Montenegro; los comandantes de la Policía Quindío y de la Octava Brigada; y el defensor del pueblo Quindío. El tema de análisis está sobre la mesa y al final del ejercicio periodístico lo que se espera es valorar con mayor precisión la situación real de seguridad por la que pasan algunas de las municipalidades quindianas.  

Circasia ha vivido este año las dos caras de la moneda y por eso funge como anfitriona de esta alianza de medios. La masacre ocurrida el Domingo de Resurrección en el barrio La Esmeralda, fruto de un ajuste de cuentas entre miembros de organizaciones criminales organizadas, generó la solidaridad nacional y mereció la atención y reacción inmediata del ministerio de Defensa Nacional y el director nacional de la Policía. Lástima que las acciones nacionales hubieran llegado después de aquella horrible noche que dejó como saldo cuatro personas muertas y tres heridas. 

La otra cara de dicha moneda es el presente de Circasia, no se volvieron a contabilizar asesinatos y de a poco la tranquilidad vuelve a ser la característica de un bello y acogedor pueblo que solo debería ser noticia por el café de primera calidad que allí se sirve. Pero para que la paz añorada fuera posible en la tierra de hombres libres tuvo que correr mucha sangre, teñir de dolor y zozobra a toda una municipalidad, y remover de sus cargos al comandante de la estación de Policía y a todos los uniformados que allí prestaban sus servicios.  

Claro está que ninguno de los alcaldes quindianos, ni siquiera el de la capital, puede hacerle frente, sin acompañamiento nacional, a la creciente ola de actos criminales provocados por variables que afectan a todo el territorio nacional, como el negocio de las drogas ilícitas, el traslado del conflicto interno a zonas rurales, el establecimiento de disidencias de grupos narcoterroristas desmovilizados, la laxitud del sistema judicial, la corrupción, la desigualdad social, el desplazamiento forzado, y la cultura del dinero fácil, entre otras agobiantes problemáticas que deben enfrentar los ejecutivos de turno.  

Por eso la importancia de la conversación pública que hoy provocarán La Crónica, RCN y Telecafé. Hay que hablar de la seguridad de los municipios, del avance en las investigaciones relacionadas con los actos criminales, de las acciones inmediatas para atenuar las diferentes formas de violencia en los territorios, sin pensar más en la imagen para los turistas que en la tranquilidad de los locales, sin falsas o exageradas sensaciones de paz y, sobre todo, hay que hablar de manera conjunta, solo de esa forma, como ocurrió en Circasia, se podrán encontrar e implementar soluciones.

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net