Editorial / SEPTIEMBRE 21 DE 2021

Explosión en La Tebaida

Hay que cerrar filas en favor de La Tebaida. Tal como ocurrió en Circasia, luego de la masacre en el barrio La Esmeralda, con resultados alentadores hasta ahora.

Explosión en La Tebaida

El atentado terrorista ocurrido en la madrugada del domingo pasado en zona boscosa del barrio Fortunato Gaviria, de La Tebaida, preocupa en demasía. Ese no es un hecho aislado ni de poca monta, tanto la sustancia usada como la forma de detonación del artefacto hace presumir que los autores materiales e intelectuales del hecho no son delincuentes comunes. Ojo, puede ser cierto lo que con tanto apasionamiento han negado las autoridades de Policía, Ejército y gubernamentales en el Quindío, y es la posibilidad de que disidencias de grupos terroristas como las Farc estén rondando este territorio.

Muy tímida ha sido, por la gravedad del hecho, las reacciones y declaraciones del comandante de Policía en el Quindío, del comandante de la Octava Brigada y del gobernador del Quindío, sobre el particular, hasta el momento. Aquí no hay lugar al silencio por temor de afectar la imagen del departamento y, mucho menos, a pensar en “lavar los trapos sucios en casa”. Les obliga a las autoridades, eso está claro, la reserva de información y la prudencia, pero también les debe afanar un mensaje concreto y diáfano a los quindianos sobre las acciones que habrá que emprender para garantizar la tranquilidad de la municipalidad y que este departamento pueda seguir siendo territorio de paz.

Otra cosa es lo hecho por el alcalde de La Tebaida que, horas después del atentado, anunció públicamente una recompensa de hasta $20 millones para quienes den información que permita la identificación y captura de los responsables del hecho criminal. Pero al alcalde Young Cardona hay que rodearlo, lo que pasó en La Tebaida afecta la seguridad de todo el departamento y la imagen del mismo. Ojo, el atentado no fue por extorsión contra un particular, ni se trató de un ajuste entre bandas dedicadas al tráfico de estupefacientes, el ataque iba dirigido a la Policía y esas son palabras mayores.

Por fortuna ninguno de los cinco uniformados afectados por la explosión resultaron con lesiones graves. Aturdidos todos los integrantes de la caravana de Policía y dos uniformados con heridas menores por esquirlas es el saldo del hecho pero el balance pudo ser otro y mucho peor. Lástima lo sucedido porque el departamento del Quindío, desde hacía varios años, no estaba en el mapa de ataques terroristas, pero lo del domingo plantea un gran interrogante sobre lo que viene de ahora en adelante, y abre la especulación sobre si este violento hecho marca una nueva preocupación para las autoridades en esta parte del país.

Hasta ahora, los comandantes del Ejército y la Policía y el gobernador del Quindío, se mantienen en la posición de negar que en el Quindío haya disidencias de algún grupo terrorista y hasta antes del domingo los hechos les daban la razón a las autoridades. Sigue este territorio sin cultivos ilícitos, libre de minas antipersonales y no se han hecho públicos casos de secuestros. Pero el homicidio, la extorsión y, sobre todo, la presencia de grupos delincuenciales organizados sí marca la agenda noticiosa diaria.

Luego de la masacre ocurrida en abril pasado en un barrio de Circasia la institucionalidad (ministro de Defensa, comandante de la Policía nacional, gobernador y alcaldesa) puso los ojos en esa localidad y hoy se puede decir: situación controlada. Algo similar ya debió haber ocurrido en La Tebaida, máxime que allí hay cifras crecientes de homicidios y está más que claro la presencia de grupos delincuenciales organizados. Pero, el atentado terrorista en contra de unidades de la Policía, obliga menos timidez y más acciones, inmediatas y respaldadas por la cúpula de las autoridades de Policía y Ejército para que este no sea el inicio de una ola de atentados terroristas.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net