Editorial / MARZO 05 DE 2021

¿Por qué cobramos?

Los periódicos son empresas que pagan nómina, servicios públicos, impuestos, software, papel e impresión, página web, equipos, y gasolina para recorrer cada día la geografía regional y registrar las noticias que luego los lectores reciben.

¿Por qué cobramos?

Durante 29 años LA CRÓNICA DEL QUINDÍO ha registrado en sus páginas lo que a juicio de la sala de redacción ha sido lo más relevante. Claro que nos hemos equivocado, pero no de mala fe. No nos hemos considerado el mejor medio de comunicación cuando han aplaudido nuestra labor ni creemos que seamos los peores cuando aparece la crítica, muchas veces cargada de insultos. Este matutino ha estado libre de la mordaza y la prebenda porque hace parte de una organización empresarial que brinda estabilidad laboral a los periodistas que acá escriben.


LA CRÓNICA DEL QUINDÍO no es solo un medio de comunicación, el periódico impreso es apenas uno de los productos de esta empresa que cumple con todas sus obligaciones tributarias, que genera empleo y desarrollo para la región. LA CRÓNICA no cobra por una entrevista; hay sí, como en todas las empresas, un departamento comercial que vende pauta publicitaria e informes comerciales que claramente están marcados como tal.


Pero los tiempos cambian y la fuerza de las redes sociales, además de provocar una ola de desinformación, significó para todos los medios un nuevo competidor. Por eso, a nivel mundial,  los medios optaron por, además de vender suscripciones para una edición impresa, hacer lo propio con sus contenidos digitales. No resulta justo que los medios de comunicación tengan como competencia un comentario anónimo o un video que cualquiera ponga a rodar. A nadie se le pasa por la cabeza pedir en un expendio que le regalen el periódico del día, saben que ese es un producto cuya elaboración cuesta y por eso es normal que tenga precio, así funciona esa libertad de oferta y demanda que por fortuna reina en Colombia.


La empresa CRÓNICA DEL QUINDÍO SAS, casa que alberga el diario impreso, optó por implementar un modelo de negocios en el que cobra $30.000 por acceder durante un año, de manera ilimitada, a todos los contenidos digitales que produce. Cada día se bloquea no más del 25 % del contenido digital, el resto está abierto y es de libre demanda; se trata de una alternativa legal para hacer viable una empresa seria, de contenido noticioso y de entretenimiento. Ninguna persona espera que en una librería le dejen leer, sin pagar, los libros; tampoco aspira que una empresa de televisión le instale en su casa la oferta de canales sin pagar un peso. Ni la librería, ni la empresa de televisión, ni los periódicos son medios públicos subsidiados por el Estado. 


Si la crítica es porque nos equivocamos en la elaboración de algún contenido, bienvenida, todos los días aprendemos; si la crítica es por el enfoque noticioso, bienvenida, eso es libertad de expresión; pero si la crítica es por vender una suscripción digital, recuerden que esta es una empresa con obligaciones y una millonaria inversión para poder mantener abierta una ventana de expresión sin filtros ni cuya llave maneje un gobernante. 


La empresa CRÓNICA DEL QUINDÍO SAS, no el periódico LA CRÓNICA DEL QUINDÍO, vende una suscripción digital porque genera 42 empleos directos y 16 indirectos; cobra porque todos los días recorre el departamento y llega hasta donde muchos no pueden o no quieren llegar; cobra porque publica información real y contrastada; cobra porque sus periodistas no están buscando en Facebook de qué hablar; cobra porque quiere crecer y tiene un portafolio de productos amplio; cobra porque sus más de 1.500.000 visitantes por mes de la web, sus más de 166.000 seguidores en Facebook, sus más de 45.000 seguidores en Instagram, sus más de 22.000 seguidores en Twitter, sus más de 13.000 suscriptores del canal de Youtube, merecen lo mejor y eso es lo que intentamos ofrecer cada día, desde hace casi tres décadas.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net