l
Opinión / NOVIEMBRE 22 DE 2022

500 Empresas y la región

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Colombia es un país joven que ha crecido gracias al empuje de empresarios que alguna vez fueron emprendedores en cada región, que tuvieron la visión de convertir ideas, necesidades y deseos en grandes empresas en todo el país. Colombia tiene un potencial inmenso con un mercado de 50 millones de personas, que son la envidia de regiones en el Caribe que no alcanzan a tener si no 5 millones de habitantes en algunos países. Un camino que inició en 1861 con empresas como la de Don Rafael del Castillo y Compañía fundada en Cartagena en donde se instaló el primer molino de trigo en el país, Manuelita en 1864, el Banco de Bogotá, Colseguros, JGB, Corona, El Espectador, entre otras. El empuje empresarial llegó al Eje Cafetero de la mano del café que trajo grandes empresas exportadoras tanto en la zona urbana como rural, lo que permitió la apertura de vías terrestres y el surgimiento del ferrocarril que integró parte del país. Según Confecámaras, en el Eje Cafetero se han registrado 8.865 empresas. Desde su inicio se dio origen a grandes empresas como Casa Luker, Audifarma, Papeles Nacionales, Ingenio Risaralda, Mabe, Frisby, La Meseta, Super de alimentos. Ese desarrollo también llegó al Quindío de la mano de un grupo de extranjeros alemanes, turcos, italianos, suizos, norteamericanos, entre otros. Que a principio del siglo permitió que nacieran y se ubicaran en esta región grandes empresas como Bavaria, Maizena o Leonisa algunas que emigraron en esa época en busca de mejores condiciones competitivas a otras regiones. Lo que permitió a unir los empresarios y crear la Cámara de Comercio en 1934; hoy nuevos empresarios han desarrollados empresas de mucho éxito como Don Pollo, Oncólogos de Occidente, Parque del Café, Iván Botero Gómez, Green Superfood, Camu, Meal de Colombia, Colanta, Jardín Botánico, Uma, Panaca, Parque Lo Arrieros, El Roble, Berlan y cientos de pequeñas empresas que generan empleo y desarrollo. 500 empresas es un momento para exaltar la labor de los empresarios y emprendedores que construyen el tejido empresarial del país, como lo decía Adam Smith: “Alrededor de cada empresa habrá otras que brindaran todo tipo de productos para el propósito que tiene esa empresa”. Lo que tiene que servir de motivador para 14.909 establecimientos censados tanto formales como informales de forma que puedan llegar hacer grandes. Las oportunidades son inmensas, la región se debe vender a la inversión extranjera en especial el sector agropecuario, pero debemos cambiar el chip de pensar en pequeño tanto en el sector privado como público, en la zona urbana como rural, es hora de hacerlo como lo hicieron los primeros empresarios de principio de siglo XX, sin miedo, pensando en grandes, haciendo y otra sede cada año. ¿Qué está haciendo el gobierno de la región y las empresas para que esto se logre? 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net