l
Opinión / ABRIL 16 DE 2024

Aguas, personas y contaminación

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

¿Por qué el actuar de cada persona está destruyendo la producción de agua limpia en las montañas y ríos? ¿Cuánto daño hace cada persona a un río y al agua que necesitamos? ¿Cuál es la importancia de los páramos para la supervivencia de cada persona? ¿Cuál es el daño de la deforestación en la producción de agua? Quién lo creyera que un país lleno de agua dulce, que tiene 50 % de los páramos del mundo por ignorancia de cada persona, está acabando el agua que requerimos para sobrevivir, por la contaminación de los ríos y la deforestación, según el Banco Mundial tenemos un desajuste entre la disponibilidad de agua dulce y la demanda, generando riesgos de escasez hoy en el futuro, donde no solo falta cantidad si no de calidad. Es una función de cada persona proteger las fuentes de agua con el alma, niños, mujeres, hombre, adultos, líderes, medios de comunicación, empresas y el Estado, si queremos sobrevivir, el cuerpo es 70 % agua. Es de actuar en las zonas rurales y urbanas para evitar la contaminación del agua, el daño generado a los ríos y al agua dulce es culpa de todos de cada persona y empresa, familia, según el Índice de Calidad del Agua del (ICA) los hogares y el sector industrial es el mayor contribuyente de contaminación seguido la ganadería y agricultura. Hoy 12 millones de personas son afectadas, por el consumo de aguas contaminadas, generando enfermedades diarreicas, bacterias fecales, virus, parásitos, minerales y sustancias químicas. Según el Plan Nacional de Manejo de Aguas Residuales, de Minvivienda el daño al agua lo estamos haciendo todos cada niño, cada hombre, mujer, familia y empresa con su contaminación, con las aguas residuales y los desechos de cada ciudadano, que tira a los ríos y quebradas del barrio o ciudad. Ríos como Bogotá, Chicamocha, Medellín, Cauca, Suárez, Pasto, Chinchiná, Cuenca del río Otún y Consota, Quindío, La Vieja, del Oro y el río Santodomingo en Calarcá están entre los más contaminados del país de los cuales consumen su misma población. Lo triste es que cada persona ayuda a los 300 millones de toneladas de sedimentos que llevan los ríos, solo del río Bogotá se sacan 100 toneladas de basura. En el mundo 140 millones de toneladas de plásticos contaminan ríos, océanos y lagos del planeta, que se unen al peor de los daños, el de los páramos que son la despensa de agua para los ríos, tenemos una pérdida acelerada del 57 % de los páramos, hoy es urgente urgente urgente restaurarlos ya que allí se almacena el agua y se captura carbono. ¿Qué está haciendo cada persona para no morir de sed en el futuro? ¿Será que es hora de que cada persona salga a sembrar árboles a ríos y páramos para tener el agua del futuro? ¿Será que el Estado puede aplicar con todo el rigor las leyes a quien contamine? ¿Cómo colocar los páramos y ríos como sujeto de derechos y de especial protección?


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net