l
Opinión / FEBRERO 20 DE 2024

Ajustes al POT de Armenia

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Como lo establece la normativa, se cumplió ayer en el Concejo de Armenia, el cabildo abierto para socializar la modificación que se le debe realizar al Plan de Ordenamiento Territorial -POT- de la capital quindiana, el cual se aprobó en el 2009 y de acuerdo con la Ley 388 de 1997, debió ser revisado y ajustado 12 años después, es decir en el 2021, lo que significa que tiene un retraso de 3 años. Aunque la jornada de ayer fue interesante, por la presencia de voceros de la comunidad y del señor alcalde James Padilla García, quien estuvo atento y receptivo a las inquietudes de la comunidad y de los concejales; lo que realmente determinará el grado de compromiso con la ciudad, será el componente de las respuestas que el mandatario Padilla García dará el próximo lunes 26 de febrero como lo dispone la norma pertinente, a las inquietudes de los participantes en el cabildo de ayer. En esencia, el POT es un instrumento de organización de las unidades territoriales, definido en la constitución política y en varias normativas para que los municipios puedan planificar eficientemente su territorio a través de estrategias, metas, objetivos, programas y planes urbanísticos con base en el uso del suelo, lo que es determinante para la planificación urbana y rural, en los componentes económico, social, ambiental, institucional y de infraestructura. Este POT se formuló hace 15 años, con información, recursos y realidades económicas y sociales muy distintas a las actuales, por lo que, la directora del Departamento Administrativo de Planeación del Municipio, Lina Grisales, y los concejales de Armenia, no pueden olvidar la enorme responsabilidad social que tienen con los habitantes de esta ciudad, en el estudio, discusión y aprobación de los ajustes al POT, por lo que deben tener cuenta la Ley 1551 de 2012, que le otorga al municipio el poder de su autonomía para el ordenamiento de su territorio, mediante el uso equitativo y racional del suelo, lo que le posibilita establecer su vocación, de tal manera que se pueda acomodar a la función social, con sus dinámicas productivas, comerciales y empresariales; pero además para facilitar la defensa y preservación del patrimonio ambiental, ecológico y cultural; igualmente la prevención de desastres debe estar en la agenda del POT, así como la ejecución de estrategias y acciones urbanísticas integrales y eficaces. En lo correspondiente al alcalde James Padilla García, es imperativo que recuerde que, las finanzas y sus posibilidades de inversión en el municipio están condicionadas  por el gobierno nacional; lo cual deja en  claro que, para el cumplimiento de los programas, obras, proyectos y políticas sociales,  dependerá en gran medida de los adecuados ajustes al POT, enfocados en modelos participativos, que tengan la capacidad de abordar los desafíos sociales de hoy, y los futuros, que están asociados a los procesos urbanos y rurales; y por supuesto con una sólida estrategia basada en la cultura del  proyecto, lo que evidentemente requiere habilidades y destrezas administrativas, que le permitan innovar a través de modelos de financiamiento orientados a la inversión urbanística, pensada hacia un desarrollo sostenible.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net