l
Opinión / ABRIL 19 DE 2024

Apuesta por la transparencia, III

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Adentrarnos en los momentos que estructuran los pasos previos a la rendición de cuentas propiamente dicha es seguir configurando las estrategias que hacen de esa rendición un sinónimo de activa responsabilidad y dinámico compromiso. Es por ello que la preparación, la ejecución, el seguimiento y la evaluación, momentos a los que me voy a referir hoy, significan acercarme finalmente a evidenciar los logros con la tranquilidad del trabajo grupal y el orgullo de la palabra cumplida. 

En primer lugar, la preparación tiene que ver con la recopilación y consolidación cuidadosa de los datos, todos ellos relacionados con lo académico, financiero y operativo de la Universidad del Quindío, en donde juega un papel crucial la exactitud y veracidad de la información y la identificación de los grupos de interés relevantes en la rendición de cuentas; entre ellos, grupos internos y externos con sus características y preferencias. A su vez, la ejecución, implica el planeamiento con base en los ejes misionales plasmados en el Plan de desarrollo 2016-2025, objeto de la rendición de cuentas. En cuanto al seguimiento, encontramos la importancia del análisis de la información disponible, de tal forma que surjan propuestas de mejora institucional. La evaluación, por su parte, es el monitoreo llevado a cabo por la oficina de Control Interno, de tal forma que se determine el cumplimiento de los objetivos planteados. Aquí, la autoevaluación también juega un papel crucial, toda vez que es necesario precisar el nivel de responsabilidades derivadas de la actividad. 

Puede colegirse, por consiguiente, que las estrategias hacia la rendición de cuentas, han sido organizadas de tal manera que la información, los actores interesados en ella y, por supuesto, la entidad, sean protagonistas de primer orden. Así, todos somos testigos de un proceso que se inició desde el mismo instante de mi posesión, por tanto, permanente, en marcha, dinámico, pero que tiene un momento en el cual se hace el cierre correspondiente, en donde se pueden presentar nuevas situaciones que nos van a ayudar a que estas cuentas claras 2023 que voy a sustentar, satisfagan la participación y control activos, es decir, el trabajo colectivo. 

Estos momentos, como lo acabo de advertir, nos acercan a lo que todos los actores esperan. Se trata, por tanto, del cúmulo de resultados con los cuales se deben haber suplido una serie de expectativas en condiciones de trabajo, de respaldo a las funciones misionales que garanticen el buen funcionamiento de nuestra Institución y, en fin, que nos lleven al bienestar de la comunidad uniquindiana. Por ello, va a ser muy positivo extractar y compartir las realizaciones ejemplares de este primer año de rectoría, las cuales serán el objeto de mi próximo artículo. Allí será posible ponderar, en su real valor, la utilización de los recursos públicos en función, en este caso, de la educación superior del departamento del Quindío. 
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net