Opinión / OCTUBRE 21 DE 2015

¡Basta ya!

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Apenas enumero tres de las muchas razones para el domingo decirle NO —en mayúsculas sostenidas— a Sandra Gómez: la candidata de los fucsia —esa caterva de adictos al poder y al insulto, dispuesta a mancillar la honra de quien se atreva a cuestionar las actuaciones de la diva de las botas puestas— no fue a los debates convocados por la academia y por los animalistas. No se crea, por favor, que se trata de un asunto menor. En esos espacios de intercambio de ideas se puede ver con claridad la estatura conceptual de los candidatos. Allí el ciudadano puede conocer de primera mano las propuestas de los aspirantes. La señora Gómez —escuché las grabaciones de sus actos de campaña— carece de un plan de gobierno serio: repite la cantilena de siempre, el blablablá adormecedor de los caciques locales. Promete obras sin mencionar de dónde va a sacar el dinero para financiarlas.

Durante buena parte de la contienda electoral se limitó a secundar a Sandra Hurtado, la actual gobernadora, y a boicotear el proyecto de valorización. Quienes buscamos el remedio, la cura de los males quindianos encontramos vacías las intervenciones de la señora Gómez. Segunda razón: las innecesarias y desmedidas muestras de fuerza. De mal gusto resultó la malhadada caravana en motos y carros. Nada les importó a los fucsia la incomodidad de cientos de armenios embotellados en trancones de padre y señor mío. La verdad, una gobernante que piensa en su lucimiento y no en la ventura comunitaria nos dejará en la bancarrota: el botón de muestra son estos cuatro años –gracias a dios ya casi terminan–. Tercera: las numerosas denuncias de presiones indebidas a funcionarios públicos y a empleados de empresas privadas. La más reciente: la hecha en el telenoticiero La Crónica Tv. El informe está en YouTube. Provocan rabia los testimonios de contratistas obligados a asistir a reuniones y a ir puerta a puerta por los municipios difundiendo a la fuerza un mensaje desprovisto de sustancia. La   gota que rebosó la copa: ayer circuló una encuesta que beneficiaba a la señora Gómez; la colocaba en la cúspide. A los pocos minutos la empresa encuestadora, en su página oficial, señaló la falsedad del sondeo. Razones para decirle NO a Sandra Gómez.

Ahora doy tres para decirle NO – no faltan las mayúsculas– a Sandra Hurtado. Quisiera saber la cantidad de dinero dilapidada en conciertos en barrios populares, en rifas de dinero y electrodomésticos. También, ¿cuánto costó el publi-reportaje de Semana? Si sumamos los dos guarismos, seguramente el resultado supera a la plata invertida en apoyar eventos culturales y artísticos. No asombra: no olvidemos que, según informan fuentes cercanas a la dirigente, cuando la señora Hurtado era diputada se opuso a la creación de una Biblioteca departamental. A ella la cultura y el arte la traen sin cuidado. Segunda: las cifras de su cuatrienio asustan: en casi todas las mediciones de bienestar social el Quindío está en la cuerda floja. El desempleo, la drogadicción, el hambre, la muerte de las empresas quindianas –El 65% de ellas quiebra antes de cumplir tres años, informó hace poco la Cámara de Comercio– evidencia lo cierto: vamos mal, muy mal. La tercera: la señora no gobernó. Trabajo, y mucho, para convertir el Quindío en un fortín de votos para políticos foráneos o de su trinca. Ya es hora de decir ¡Basta! Ahora o nunca.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net