Opinión / JULIO 19 DE 2022

Bicarril, cultura y plan de movilidad

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En los últimos días se ha hablado del retiro de las estructuras que delimitan las ciclorrutas en la ciudad, acción que se llevó a cabo luego de que la alcaldía de Armenia atendiera los estudios técnicos de la Universidad del Quindío y la Cámara de comercio de Armenia y del Quindío, además de diversos sondeos, desarrollados a los comerciantes y empresarios de corredores viales de zonas como la carrera 14, carrera 15, calle 24 y carrera 18, entre otras zonas. 

De acuerdo con dichos estudios, desarrollados para evaluar los parámetros mínimos de diseño para las ciclorrutas, se identificaron en diversos tramos, falencias estructurales. En este sentido, respaldamos la decisión de la administración municipal de reestructurar las ciclorrutas. No obstante, hay que decir que lo principal será determinar un plan de movilidad estratégico donde se ponga en marcha la implementación de zonas azules, blancas y amarillas, semaforización, además, claro está, de ciclorrutas funcionales que motiven el uso alternativo y sostenible de este medio de transporte además de zonas de parqueo especializadas para las mismas. 

Está claro que ya se dio el primer paso en quitar estructuras y generar demarcaciones en el asfalto como es el caso del parque Fundadores, ahora es deber de la alcaldía y Setta de poner en marcha estas zonas, las azules son esenciales para el parqueo temporal con costos más altos que el de los parqueaderos, está demostrado que el mal parqueo es una de las principales causas de los cuellos de botella y trancones en las vías. Si hablamos de las zonas blancas para el proceso de cargue y descargue de los empresarios y comerciantes se hace fundamental la asignación de horarios en otras franjas de tiempo con la menor afluencia de tráfico posible, así como sitios estratégicos para cumplir esta labor, lo que a su vez implica incrementar el patrullaje para garantizar la seguridad de las mercancías. 

Las zonas amarillas y la misma ciclorruta, igual que las dos anteriores, tienen un componente adicional y es la cultura ciudadana, la principal causa de éxito o fracaso de la implementación de cualquier modelo de ciudad, aquí los ciudadanos tenemos gran responsabilidad en hacer uso de los parqueaderos formales y descartar las zonas no asignadas, contar con la suficiente conciencia de abordar el transporte público y taxis donde es debido. 

Sin cultura ciudadana y sin un buen plan de movilidad que incluya entre otras, sanciones por parte de las autoridades, serán en vano las acciones correctivas en la estructura. 
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net