Opinión / MAYO 29 DE 2022

¡Bienvenida Democracia!

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Hoy es el día de la democracia, de las decisiones. Los colombianos podemos ir a las urnas a expresar nuestra opinión, votando en conciencia, sin imposiciones ni presiones, pensando en el bien común. Bienvenida democracia, la voz del pueblo se oirá en todos los confines de Colombia como una plegaria de reconciliación; será como un poema a la libertad, una canción a la verdad, una obra de arte para dirigir los pueblos, una melodía de paz, una sinfonía a la justicia, una conquista de la fraternidad. Bienvenida democracia, te queremos sin ropajes de colores, vestida del color de la bondad, ceñida con el cinturón de la caridad, revestida con la túnica de la esperanza, cubierta con el velo de la honestidad. Bienvenida democracia, para muchos una utopía, para otros, falsedad, para los ciudadanos convencidos, el camino a la libertad, la justicia y la paz. Te queremos democracia, sin maquillaje, sin doblez, sin demagogia, sin pesimismo, sin vanaglorias humanas, sin esclavitudes ni discriminaciones, sin exclusiones ni arrogancia. Bienvenida democracia, te aceptamos con las cicatrices que recuerdan las diferencias, las heridas del pasado, la violencia, la pobreza y la desigualdad; bienvenida democracia con la pulcritud que te debe caracterizar, con la transparencia que te ha de embellecer; no dejaremos que se empañe tu esbeltez con las impurezas de la corrupción, la presión de los politiqueros y la desfachatez de los embaucadores. Bienvenida democracia, en la que la libertad de los seres humanos se manifiesta en el respeto por la vida, la tolerancia como aceptación de las diferencias, el entusiasmo por la inversión en la justicia social, la valentía para combatir la delincuencia, el dinamismo para generar bienestar, la creatividad para solucionar los conflictos y las divisiones sociales, la inspiración para garantizar los derechos de los ciudadanos, la confianza para generar consensos y procesos de convivencia pacífica, la perseverancia para luchar contra los grupos al margen de la ley y aquellos que intentan imponer su yugo, la capacidad para promover y aceptar la ley. Bienvenida democracia, con el ímpetu de ser la señora de la casa, que ordena las cosas, que dispone las normas y leyes al servicio de los ciudadanos, que ondea la bandera de las libertades, que se preocupa por la educación y el bienestar, que forma en los valores, que promueve la ciencia, el arte, el deporte, el civismo, la cultura y la academia. La señora de la casa que no le teme al disenso, que busca consensos y que se abre al debate, que armoniza relaciones y no teme al compromiso. La señora de la casa que incentiva el cumplimiento de los deberes y privilegia el respeto de los derechos, que estimula la calidad de vida y simpatiza con la verdad, que se niega a anquilosarse o a dejarse mancillar por la esclavitud y la opresión. Bienvenida democracia, señora de la casa, que escucha la voz del pueblo, que anima a hombres y mujeres a formarse en la sana política con la posibilidad de elegir y ser elegidos, que se quiebra ante la politiquería y se debilita ante la terquedad de quienes la sienten y la ven obsoleta, en desuso o envejecida. Usted es la señora de la casa, bien vestida y arreglada con las joyas de la corona de la paz. Muchos soñamos con un país armonioso, que sea habitable, en el que todos nos sintamos sujetos de derechos y deberes y, ese país, que llamamos ‘Colombia’, necesita de ti, de mí, de todos, para que, en medio del dolor y la alegría, la violencia y la indulgencia, la pobreza y la bonanza, la guerra y la paz, el odio y la indulgencia, el bien germine ya, la luz sea invencible y salgamos victoriosos construyendo una hermandad. En esta Colombia que grita exultante de alegría, la fe es nuestro sello y Dios nuestro baluarte, que nos llama a apreciar la belleza de la vida misma y a cuidar juntos nuestra casa común. Bienvenida democracia.   
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net