Opinión / ABRIL 13 DE 2022

Campañas políticas

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Lastimosamente en Colombia se ha desdibujado el proceso democrático para elegir alcaldes, gobernadores o presidente, partiendo de la base en que ya algunos candidatos no plantean sus propuestas con los electores y solo se dedican a atacar mediante la mentira y la falacia.

Por lo anterior, somos nosotros los llamados a revisar punto por punto, los programas de gobierno con los que estos candidatos se inscribieron para poder argumentar un apoyo frente a la propuesta que más nos guste, ya sea, para nuestro municipio, departamento o país. 

En consecuencia, si no nos tomamos la tarea de conocer, estudiar e indagar sobre los pros y los contras de cada proyecto político, sencillamente nos estaremos dejando llevar por las campañas publicitarias que contratan los candidatos en aras de cautivar a los votantes que ejercen su derecho solo por un comercial, un video o inclusive una mentira que se difunde por redes sociales. 

Dicho esto, si queremos que alguna persona apoye a uno de los candidatos, lo mejor será demostrar mediante argumentos los motivos que indican que es la mejor propuesta para dirigir una alcaldía, gobernación o presidencia, debido a que, si solo se ataca a la persona que aparentemente no nos gusta, estaríamos demostrado nuestro sectarismo sin ser propositivos frente a las otras campañas.

En este sentido, si vamos a demostrar un desacuerdo con alguien que aspira a dirigir un territorio, debemos ser respetuosos para que nuestra explicación tome mayor importancia, por lo cual, i. No podemos hacer de un proceso democrático algo personal, ii. Debemos evitar despreciar las ideas y creencias de otras personas, iii. Tenemos que escuchar el punto de vista del otro y iv. Siempre permanecer con calma.  Estos cuatro puntos, son fundamentales para llevar el debate con respeto y permitir el desarrollo de ideas que concluyan con la intención de votar por el candidato de nuestra preferencia.  

Por su parte, si nuestro propósito es tratar de convencer a la sociedad sobre la importancia de apoyar a un aspirante a la presidencia de Colombia, debemos i. Reforzar los motivos que indican que es la persona idónea para dirigir al país, ii. Estamos en la obligación de demostrar las necesidades de la gran mayoría y plantear el porqué la persona que estamos promoviendo tiene la posibilidad de hacerlo, iii. Tenemos que dar un mensaje positivo que toque las emisiones de quien nos escucha, y iv. Jamás defiendas algo que no te identifique o seas abogado del diablo. 

Finalmente, es importante traer la frase del filósofo Platón y es que “el precio de desentenderse de la política es ser gobernado por los peores hombres”.  


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net