Opinión / MARZO 04 DE 2021

¿Cómo creerle al Congreso?

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Tal como se ha divulgado en otras publicaciones, el Congreso de Colombia por sus variados errores, vacíos, olvidos y negligencia política favoreciendo a su gobierno de turno, es el gran culpable de la crisis que vive el país.

Se han elegido y reelegido los mismos actores o de las castas y casas políticas; unos excelentes, y otros cuestionados que crearon, con el paso de los años, una estructura estatal al servicio de ellos, con una protección especial para sus amigos y padrinos, dejando a un lado a millones de ciudadanos, otorgando favores pomposos para pocos mediante actos o bondades cariñosas aprobados de forma ilegítima, enredando dineros públicos ajenos. Estos personajes se hicieron  ver como figuras inamovibles, esa fue su estrategia política, pagada por el Estado para quedar bien; no han  estudiado el futuro económico del país, los daños ya se viven y se siente el desajuste en las finanzas, dejando un mañana bastante inestable para millones de ciudadanos, obligándolos a pagar más tributos para sostener a los inamovibles, intocables o atenidos funcionarios.  

La fuerte crisis, esa desconfianza, la infinidad de mentiras, todo unido a la falta de liderazgos. Hoy el país vive una época electoral fuerte de gran rechazo al Congreso y las instituciones; la ciudadanía estará muy pendiente de las labores de ellos. Como ya se inició el proceso electoral, es oportuno que congresistas y aspirantes para el 2022, revelen y exhiban su profesionalismo y visión de país, que digan qué tipo de reformas o ajustes básicos creen que requiere el país y las van presentar, con qué recursos o de qué fuente u otras alternativas van a afrontar y superar la crisis que se vive por esa variedad de errores amontonados e inconsistencias sin resolver de años atrás.

Con las reformas que el gobierno presentará al Congreso para su estudio y aprobación se enciende una alarma y la sociedad estará pendiente de ello, pues marcará el curso del 2022, año donde se vigilará a los que sumen más daños o aquellos atrevidos con valor civil para oponerse a los que ya están listos con proyectos para corregir o eliminar lo que por años no han querido tocar, y que hoy es la fuente de ese descontento y fastidio social. La ciudadanía ya se está levantando, no con instrumentos violentos, como quizás otros los puedan utilizar, y sí con la emoción de patria, para luchar por ella, para levantarla y no dejar que se golpee más por culpa de esos que han abusado del país.

Ante la pérdida de valores, cansancio y desconfianza de los partidos, la sociedad civil acogerá de seguro líderes trasparentes, limpios, proactivos y visionarios o de esos que han luchado por mejorar la estructura del país; y no por esos que siempre han tapado lo que no quieren modificar para no cambiar su excelente ritmo de placeres y vida cómoda, fruto de los aportes y sufrimientos de 50 millones de colombianos.

¿Cómo ayudar al país, existiendo tanta desconfianza en las instituciones y en el mismo Congreso?


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net