l
Opinión / ENERO 12 DE 2023

¿Cómo legislarán en 2023?

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Este 2023, en el inicio del periodo legislativo en febrero, en sesiones extras o en marzo, es el tiempo oportuno para identificar el profesionalismo del Congreso, en especial a esos elegidos que gastaron inmensos recursos para ganar dejando dudas. Es el momento para conocer aún más esa fuerza de líderes y ética que dicen tener, estrategias que usaron para ser elegidos congresistas. Un año que sirve para mostrarle su entrega al país, a menos que sean de esos que llegaron como comodines o son como los ya conocidos simples oportunistas que engañaron al pueblo ocultando su oscura intención de ganar, para vivir siempre de lo público.

Es el momento en el que los congresistas tendrán que mostrarse para conservar su imagen de grandes líderes o dejar por suelo su imagen. La espera de millones de colombianos continúa para ver en el país esas reformas que se requieren. Que no sea este otro paso más en falso, como ha sucedido con proyectos o reformas esperados, que se han aplazado muchas veces, sin resolver nada todavía, o como otras tantas que se archivan o niegan con disculpas que se repiten: no están incluidas en el plan de desarrollo, no tienen el aval del gobierno, no hubo tiempo suficiente para su estudio, violaron el procedimiento legal o, simplemente, porque los intereses de ellos están por encima de beneficiar al país. 

Aunque existan sectores e intereses de terceros, protegidos por medidas del pasado sin ajustar y logradas con el apoyo de congresistas, hoy a unos no les gusta la crisis económica por la recesión mundial. Ello obligará al gobierno tomar medidas urgentes que cambiarán su rumbo e intereses logrados y afectará políticamente a unos congresistas que apoyaron en el pasado, y que ahora ante el clamor y expectativas de la sociedad por las reformas, obliga a incorporar e incluir proyectos, puntos o temas de esperados en el plan de desarrollo que es la base para hacer las reformas y cumplir las metas del gobierno nacional en los próximos cuatro años.  

Si el Congreso, con buen juicio y ética profesional, estudia las reformas en el periodo legislativo 2023, sin el afán de las elecciones territoriales de octubre 29, con buena socialización, abierta al país y no simplemente para salir de ellas y quedar bien, el país podrá conocer quienes le son útiles. Así sabrán los colombianos la calidad de sus líderes y su ética. Con la simple explicación del porqué, al sí o no a las reformas, serán ellos los que triunfan o se van al suelo, pues son los salvadores o destructores de las reformas que el pueblo espera para mejorar su nivel de vida o seguir peor. De ellos depende salvar o afectar las finanzas del país. Lástimas por ese afán e intereses de unos porque incumplen procedimientos; donde la Corte la niega, como ha pasado, aun conociendo su procedimiento, actúan de mala fe, para lavarse las manos, culpar a otros y salir limpios ante el país. ¿Cómo actuarán?


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net