l
Opinión / JULIO 05 DE 2017

Consejo Superior investiga a magistrados

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El Consejo Superior de la Judicatura ordenó investigar a los magistrados del Consejo Seccional de Quindío, por graves faltas contra la moral judicial.


​Egresada de la Universidad del Cauca, la magistrada del Consejo Superior Julia Emma Garzón Holguín -esposa del eximio tratadista y profesor universitario Jesús Orlando Gómez López- destapó que los integrantes del Consejo Seccional de Quindío, Álvaro Fernán García y Martha Cecilia Botero, permitieron que prescribiera una falta y por eso ella no pudo dictar sentencia pues habían pasado más de cinco años.

La magistrada decretó la prescripción y la compulsa con sus compañeros de Sala José Ovidio Claros, Pedro Alonso Sanabria, María Lourdes Hernández y Fidalgo Javier Estupiñan, contra García y Botero, quienes pueden ser destituidos por la gravedad de los hechos que quedaron en la impunidad. 

La doctora Julia Emma -alumna de Benjamín Irragorri, Jesús María Lemos y Álvaro Simmonds- sabrá que Botero archivó la queja contra una abogada que de mala fe entorpeció un remate mediante el incidente de nulidad, y García sancionó a un jurista sin que este hubiese ejercido la profesión.

Hay descomposición judicial; tres magistrados del Meta serán imputados de concierto para delinquir y el fiscal anticorrupción cayó preso por corrupto.

Quindío está alarmado porque en solidaridad territorial los magistrados nariñenses Marco Isaías Ramírez Luna y Sonia Aline Nates Gavilanes del Tribunal favorecen a jueces pastusos revocando sin argumentos tutelas concedidas en el Circuito por violación al debido proceso. Desinteresados por lo de aquí; hace 6 meses los inspectores no realizan comisiones y ellos quietos; en puentes se van para su región.

Varias pruebas demuestran en modo irrefutable las revocaciones irregulares. Los juzgados protestan en voz baja por temor a las represalias. Se recuerda que una tutela sacó de la Constitucional a Pretelt quien puede ir a la cárcel.

En 1984 el presidente de la Corte Suprema Alfonso Reyes Echandía con base en un artículo igual de este servidor echó a cuatro de los ocho magistrados del Tribunal Superior de Armenia: Diego Jaramillo, Álvaro Solano y José J Jiménez, porque exoneraron al narco Carlos Lehder cesando procedimiento; a Hernando Franco por presionar a un juez. Y el Procurador General Carlos Jiménez Gómez a siete fiscales.

Los honorables togados Henry Niño Méndez, Claudia Patricia Rey Ramírez y Jhon Jairo Cardona Castaño, de la Sala Penal en Armenia dan ejemplo mediante sus fallos contra reconocidos delincuentes de cuello blanco.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net