Opinión / JULIO 02 DE 2022

¿Cuál es su misión?

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

“La belleza de nuestro Dios es que Él nos ha dado a cada uno una misión. Cada uno de nosotros tiene un don y un propósito específicos”, Joel Osteen 

Hoy, cuando nos encontramos con pesar, con angustia desmedida, con ansiedad, por el incremento de los efectos de la pandemia, por tantos y tantos fallecidos; algunos en la lista de amigos, otros apenas conocidos y muchos que no conocemos, pero todos como seres humanos que han sido víctimas de este destructivo Coronavirus. Nuestro tiempo se ha visto afectado y difícilmente podemos sentarnos a reflexionar sobre un tema tan importante: ¿Cuál es nuestra misión? Joel la define muy sabiamente: “El don que cada uno tiene, que ha sido otorgado por Dios y que, haciendo uso de él, la podremos realizar”. Pues bien, hagamos el esfuerzo para ponernos a pensar que aún en medio de lo que nos ha tocado vivir hasta ahora, debemos tratar de detenernos a razonar y analizar nuestros dones, nuestras actitudes, nuestra vocación, nuestros valores, nuestra inteligencia y cómo los podremos utilizar para ir cumpliendo con la misión que nos ha sido encomendada y tratar de cumplirla de la mejor manera posible: Pintando, escribiendo, enseñando artes manuales, musicales, literarias; aprovechando los medios tecnológicos que están presentes y disponibles en todo, como la enseñanza virtual que admirablemente se está realizando con los niños y los jóvenes, que por alguno u otro motivo, no han podido hacerlo de manera presencial. Miremos qué tanto podemos realizar haciendo uso de nuestros dones hoy; se trata de una tarea bien difícil, ya que estamos rodeados de impedimentos, de obstáculos, propios de esta situación, ya muy prolongada y quién sabe hasta cuándo. Joel nos dice: “Entender su misión y estar cómodo con quien Dios lo creó, es lo que trae la verdadera realización” Aprovechemos pues, este tiempo y miremos las carencias de tantos necesitados y hagamos obras de caridad; ya que son tantos y tantos que deambulan por las calles pidiendo ayuda y otros tantos que no piden, pero igualmente que necesitan un apoyo, una colaboración. También observemos quiénes de nuestra familia están necesitados de nuestra ayuda; son muchos los que callan, los que guardan y esconden sus pesares, sus carencias de afecto, de comprensión, de un consejo a tiempo, de una compañía y pasan desapercibidos, ignorados, quizás con una soledad que no se ve, que no se siente, pero que ahí está y la que nosotros podemos calmar de alguna manera. El papa Francisco nos dice y explica qué es una misión: “La verdadera misión del cristiano es ser el testimonio alegre del Evangelio; es una misión estupenda y destinada a todos y ninguno está excluido; ella requiere mucha generosidad y sobretodo, la mirada y el corazón dirigidos a lo alto, para invocar la ayuda del Señor”.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net