l
Opinión / ABRIL 27 DE 2023

Cuál reforma

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Colombia está pendiente de los cambios en las reformas, al conocer parte de los ajustes en los proyectos -unos ideales y otros decepcionantes- nos obligan a estar atentos. Donde el país pide más que rapidez se debe mostrar gran ética y profesionalismo por encima de intereses o fines políticos, garantizando mejor estabilidad a futuro a las finanzas del país y servicios. Ojalá no sea como dicen que el éxito de las reformas no está en su estudio o análisis profesional, sino que depende de cómo quedan los intereses, cuotas de poder o los puestos en el gobierno. De lo contrario, a negociar o enfrentarse el presidente a esos intereses ocultos que se oponen siempre a los intentos de reformas para no perder ese goce con los dineros públicos.  

A pesar de las críticas a la reforma Pensional por su alto costo fiscal, el reducir los pilares a 3 smmlv el alto riesgo sigue y crece en la medida que no incluyan otras fuentes de ingresos, que de quedar en 2 o 1.5 smmlv mejoraría su financiación, reduciría más el valor a pagar del subsidio a pensiones altas quedando excedentes. 

El afán de la reforma pensional para cumplir las metas como cubrir el futuro a 22 millones o más trabajadores, ampliar la cobertura, brindar apoyo total a los adultos mayores y los del pilar semicontributivo, permitirá unas, pero no todas, ya que es imposible financiar pagos a futuro por su alto costo fiscal, que con el solo traslado de millones de afiliados de fondos privados de pensiones listos a pensionarse con solo 1.150 semanas generaría a Colpensiones y al país un gran daño a sus finanzas. Pregunta: ¿Y las 150 semanas pendientes?  

Financiar con el solo pilar contributivo, el ahorro voluntario F.P., el fondo nuevo de ahorro sin aclarar y unos porcentajes adicionales, no son suficientes para tener los recursos para cumplir en forma permanente y puntual a todos. Ante la limitación obliga incluir e incorporar más ajustes y no iniciar perdiendo, pues de no hacerlos, es no proyectar al país a futuro. Reflexión, no es lo mismo solucionar problemas a pensionados que hacer una reforma en pensiones mirando 50 millones de colombianos.  

A no perder tiempo para tratar de hacer la reforma pensional, pues con lo que existe poca cobertura, privilegios, más adultos, pocos aportantes subsidios altos y otros, si no se incluyen ya otras opciones o formas de pensionar que motive e impulse a los jóvenes como la Pensión Integral Familiar, que explicaré en otra nota o ampliar la Pensión Familiar, viendo que disminuyen los jóvenes cada año y aumentan los adultos, obliga tocar a todos, incluyendo regímenes especiales, expresidentes y otros para no caer, como ha sucedido en otros países, ver reducidas o quedar a futuro sin sus mesadas por no prever un futuro mejor.   

La reforma a las pensiones no es para beneficiar a unos, es para el país. Si conocen lo que daña al sistema y si aprueban algo sin tocar lo que destruye no es reforma, es una gran farsa fingiendo mostrar lo que no quisieron hacer.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net