l
Opinión / JUNIO 15 DE 2023

Cumplirle a la Corte

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La decisión de la Corte Constitucional de reducir a 1.000 la cantidad de semanas cotizadas por las mujeres para lograr su pensión, es una decisión que marca la historia del país. Elimina una de esas desigualdades que impedían lograr la pensión. Es un momento especial, el fallo cambia y visiona mucho más allá lo que quizás no miraron en el pasado cuando elaboraron la reforma al sistema. Es tan inmenso el fallo que, a pesar de percibir dudas en partes, invita al gobierno y Congreso a revisar el sistema, sin perder tiempo y hacer una reforma programada. No pueden preferir intercambiar favores, pasar la reforma, así como está y celebrar un triunfo político sería un gran error y fracaso para el país. Más que generar una fiesta política, se debe es mirar la sostenibilidad y viabilidad, para darle una mejor vida y futuro a las pensiones en el país. 

El fallo invita a eso, a un gran cambio, por errores del pasado. Con el proyecto de los pilares por respeto al país, deben ajustar puntos incluidos en el proyecto, aunque estén unos acordados. Conociendo el fallo, existen ciertos puntos que están en el proyecto que no cumplen lo ordenado por la Corte. Por el fallo se generarán más pensionados con menos semanas y menores ingresos a Colpensiones, lo que exige iniciar, sin perder tiempo, su estudio y mirar para incluir esas nuevas fuentes de ingresos para afianzar la sostenibilidad y viabilidad futura, porque el fallo lo exige. 

Es posible encontrar estas opciones de nuevas fuentes de ingresos ajustando lo necesario de acuerdo con el tipo de pensiones o pensionados, el porcentaje de aportes individuales o patronales. Hay que reducir los subsidios en pensiones altas (expresidentes, Fecode, Ecopetrol, Congreso, las cortes) entre otras. Esos regímenes ya insostenibles le cuestan billones al país, igual pasa con los excesivos beneficios del alto gobierno, las primas extras a funcionarios públicos, la forma de liquidar las pensiones y otros. Ya es justo poner fin a tanto derroche que daña al sistema para hacer con esta reforma, lo que no se logra todavía: servirles a millones de trabajadores. 

Ojalá en el país salieran otros fallos tan grandiosos en esos servicios o actividades, donde todavía existen muchas desigualdades e injusticias fruto de ese no control a tiempo y poca visión de una sociedad. Han pasado los años acumulando tantos errores que hoy se ve a unos o muchos líderes con pocas intenciones de corregir. Ojalá esté equivocado. 

El fallo no es para acabar expectativas o sueños políticos. Es ahora cuando el Congreso mostrará al país su ética y profesionalismo y si de verdad está conformado por hombres valiosos. Pasar la reforma, repitiendo errores, sin analizar a fondo, es generar lo contrario a lo que sugiere la Corte, lo que sería fatal. El no ajustar lo que daña el sistema, a millones de cotizantes y a Colpensiones para solo sostener a unos pocos, es ampliar la imposibilidad de pensionarse a millones de colombianos y trabajadores. Dios quiera que no sea demasiado tarde.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net