l
Opinión / MARZO 31 DE 2024

Dark kitchen

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Son las tres de la mañana. Una campaña de Calabozos y Dragones avanza en un sótano. Sus participantes están “cafeínicos”, todos despertaron a horas indecentes. Los guerreros acaban de cruzar el pantano de los trasgos. Tienen al frente la caverna encantada de Trizgard, clérigo nivel 58. Los tres orcos decapitados en el suelo reflejan el éxito de su última batalla. El dungeon master está inspirado y estimulado por dos latas de Red Bull. De pronto, el más glotón del grupo llama al orden: “Esperen. Pausa. Comamos algo. Tengo hambre”. El resto lo apoya. No han engullido más que crispetas, Doritos y una Coca-Cola tres litros en cinco horas, el tiempo que les tomó atravesar el pantano, petrificar a los trasgos con una pócima y aplicarles la maniobra Tarantino a los orcos.

—Pidamos arroz chino, dice el de la camiseta de Zelda. 

—Enrique Chan cierra a las 11, responde otro mientras aspira con su inhalador.

—Entonces pidamos pizza a una dark kitchen 24 horas. 

—¿Dark kitchen?

—Sí. Ahora le explico. ¿Todos comen de salami?

Afirman con la cabeza. 

Después de 35 minutos de espera llega un carro. Los elfos comen y sus paternales barrigas recobran la tensión habitual. Los colores vuelven a sus cachetes. Uno eructa. Hay sonrisas. Regresan a la caverna. Sube el volumen del heavy metal. Matan a Trizgard. La vida vale la pena.

Esta anécdota, irreal y alejada de los gustos y planes habituales del escritor de esta columna, que pasa sus fines de semana en lugares de moda, bebiendo cocteles y bailando Dua Lipa con amigos fiesteros, enmarcaa solo una de las situaciones en las que una dark kitchen 24 horas podría ser útil. Las dark kitchens o cocinas fantasma se enfocan exclusivamente en el servicio de comida para llevar o entregar a domicilio. Funciona tanto para emprendedores como para restaurantes ya establecidos que busquen expandir su oferta sin incurrir en gastos extra. Tiene ventajas: puede estar mal ubicada, lo que abarata el arrendamiento y los servicios públicos, y permite ofrecerles mejores precios a los clientes. No necesita aseo constante de mesas, pagar por la música de Sayco, decoración ni vajilla. Requiere menos personal, ya que los procesos se reducen a rutinarios pasos, y la oferta es precisa y ajustada a los dos o tres platos que arroje el estudio de mercado. 

Los servicios a domicilio y la oferta online crecieron exponencialmente desde la pandemia. Esta tendencia aumenta a medida que más personas cuentan con servicio de internet y billeteras virtuales, lo que facilita todo el proceso. Pero no todo son ventajas, las cocinas fantasma dependen completamente de los servicios de entrega a domicilio, por lo que es importantísimo tener una fuerte presencia en estas plataformas.

Si bien no todas las DK son 24h, quien tome la iniciativa sería pionero en nuestra ciudad, y muchos trasnochadores lo agradecerían. La venta en línea parece ser el futuro de la mayoría de negocios, y la gastronomía no es la excepción. Traigan la espada.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net