l
Opinión / NOVIEMBRE 29 DE 2023

De cambios y cambalaches

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Hechos relevantes convertidos en factores de momentáneo cambio en la actitud del presidente del cambio: Abrumadora derrota electoral -aunque su soberbia le impide asimilarla- del partido de gobierno, en los recientes comicios regionales; imparable declive en las mediciones de aceptación popular; carta de María Jimena Duzán, aludiendo a la adicción del mandatario a sustancias psicoactivas, algo ya intuido por cualquier observador; tuits y retuits de Nayib Bukele, presidente de El Salvador, que han puesto al nuestro en ridículo ante el mundo; gritos espontáneos, multitudinarios, de rechazo, en estadios y otros escenarios, extensivos a su pareja; retrasos y eclipses reiterados en actos oficiales, tanto en el país como en el exterior, condenados por unanimidad en los medios; triunfo glamoroso de Milei, de Novoa, y consiguientes mensajes en X de Petro, en contra de las decisiones democráticas de argentinos y ecuatorianos; enfrentamientos al interior de la coalición de gobierno, también del Pacto “histriónico”, por aspiraciones personales frustradas y repartijas burocráticas; fracaso en el trámite de la reforma a la salud y demás proyectos de iniciativa presidencial; desmadre de la mil veces violada paz total, incluido el secuestro del padre de Luis Díaz, “comprado” al hampa por el ELN; entrada en vigencia de alzas de precios en alimentos por nuevas cargas impositivas de su reforma tributaria; fallos adversos de altos tribunales en contra de medidas del gobierno; caída dramática en índices macroeconómicos claves… mejor detenernos aquí para no fatigar a los lectores.

Indicios del “cambio”, a todas luces impostado, carente de autenticidad, de nuestro zurdo primer mandatario, divulgados con despliegue, más con sentido táctico, de corto alcance y duración, que obedeciendo a una real intención de corregir rumbos: el tinto con Uribe, para mostrarse abierto, dispuesto a   duras penas a escuchar. Sí, fue lo único que hizo, antes de anunciar que presentará una y otra vez el proyecto rechazado por las mayorías, porque él y solo él tiene la razón. Despidió por inepto o blandengue al Comisionado de paz, dejando la insensata paz de impunidad e ilimitadas concesiones en manos de un ex compinche del M que juega en el bando de los violentos. Se reunió con la crema financiera e industrial del país, eso sí, excluyendo a los Giliski, ex-amigos, propietarios de Semana, y al empresariado antioqueño, nada afines a su proyecto político; ocasión en la cual las dos primeras damas de palacio deslumbraran con calculada simpatía y atuendos principescos. Se salvan, el rompimiento de un hielo entre gobierno y líderes económicos que a nadie conviene; además los propósitos entre altruistas y con ánimo de legítimo lucro, de grupos económicos, para apadrinar regiones, generando actividad productiva, plazas laborales, multiplicadores de oportunidades, en zonas marginales. Qué más… dizque estuvo menos impuntual, menos refundido en escondrijos improvisados.

¿Suficientes certezas para evidenciar un positivo timonazo hacia aguas menos procelosas? Con sinceridad, no. Al contrario, cada simulado gesto de corrección, cada trino X, cada intervención pública no hace más que reafirmar las taras del ególatra, del soberbio redomado, del torpe e ignorante convencido de su genialidad incomprendida. Alcocer y Sarabia podrán seguir brillando, deslumbrando medios de información y cacaos, viajando en mullidas poltronas, escoltando y disimulando trabas, pero la dura realidad persigue y muerde.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net