Opinión / FEBRERO 15 DE 2022

De Estado a Estado

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

La frontera con Venezuela tiene una extensión superior a 2.219 km, una zona inmensa que alberga riqueza y grandes conflictos limítrofes, con problemas históricos desde la independencia de las dos naciones, cuya delimitación definitiva de sus fronteras está paralizada desde el ascenso del coronel Chávez al poder, a pesar de los esfuerzos de varios gobiernos, y la existencia de comisiones conformadas para tal propósito; no obstante, las diferencias, en los años recientes, los gobiernos de Uribe y Santos mantuvieron un mínimo de relaciones y, sobre todo, Santos hizo predominar la diplomacia.

Y precisamente diplomacia no ha tenido el gobierno Duque, porque no aplicó el principio básico que las relaciones son de Estado a Estado, prefiriendo entenderse con el señor Guaidó – que no es más que una caricatura- como si fuera jefe de Estado- que no lo es- en vez de hacerlo con el presidente Maduro, que lo es, así sea dictador o mentecato, con la idea equivocada de que iba caer muy pronto.

Pero nos quedamos con el prurito de llamar dictador al presidente vecino, mientras se incendiaba la frontera y en el entretanto, Venezuela se armaba hasta los dientes y albergaba grupos insurgentes, bandas armadas y recibía armas y ayudas de Rusia e Irán. Un error histórico que nos viene saliendo caro, cuando desde hace rato, debió prevalecer el buen manejo diplomático, con embajadores y cónsules, oficinas diplomáticas, para elevar las diferentes quejas y tramitar el inmenso nudo gordiano de una frontera alucinante.

Debemos afianzar una gran política de fronteras y le corresponderá al nuevo gobierno corregir el error de cálculo político y proceder en consecuencia, estableciendo con urgencia relaciones con el vecino país, sea quien sea su dignatario. La señora canciller frente al embajador de Rusia le preguntó si esas armas que viene entregando a Venezuela eran para atacarnos. Desde luego el Señor embajador negó esa posibilidad. Probablemente, la señora vicepresidente señaló que la República de Colombia es una nación soberana y que defenderá su democracia y su soberanía de quien sea y a la hora que sea, desde luego haciendo prevalecer las buenas relaciones diplomáticas con las naciones y los pueblos amigos, característica vital de nuestra democracia.

Por fortuna, nuestra patria tiene una larga tradición geopolítica frente a los avatares del mundo de hoy, en sus fronteras desde luego, y con sus aliados tradicionales y los países amigos. Pero repito, es imperdonable que una frontera tan delicada, con los graves problemas que alberga, no haya tenido un mínimo manejo bilateral. Sin duda, es hora de corregir el rumbo y el cambio de gobierno próximo permitirá esa urgente tarea.

***

Monseñor Fray Fabio Duque Jaramillo.

Con profundo pesar registro la partida del ilustre Monseñor Obispo de Garzón y de Armenia por nueve años. Apóstol y maestro, un franciscano carismático, profundamente evangélico, con una larga trayectoria en su formación y en su servicio a la iglesia; Hombre de bien, entregado al servicio de la comunidad huilense, su viaje a la casa del Padre, priva a su diócesis de un pastor y al Quindío, uno de sus hijos más apreciados. A sus familiares, a Guillermo Jaramillo hermanos y familia, nuestro sentimiento de solidaridad. Paz en su tumba.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net