Opinión / DICIEMBRE 02 DE 2021

El centro: ¿ideología o conveniencia?

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En una maraña se ha convertido el ‘centro’, desde la perspectiva de la ideología, en Colombia. 

Los mismos políticos profesionales de siempre andan dando saltos de partido en partido o fundando movimientos para confundir electores. 

Como ejemplo, basta con nombrar algunos miembros de la “Coalición Centro Esperanza” donde convergen personajes como Juan Fernando Cristo, otrora líder del liberalismo y quien en su nombre ha ejercido monumental burocracia y poder, hoy camuflado de alternativa. A su lado Ingrid Betancourt, ex partido verde y quien tuvo la intención de demandar al Estado colombiano por no cuidarla de su propia imprudencia. En la foto del “cónclave” citado por Cristo aparecen entre otros; Humberto de la Calle, cuota de Santos y ex liberal; Jorge Enrique Robledo —Moir y Polo Democrático— quien de centro no tiene nada; Fajardo, uno de los pocos que se podría considerar de ideología de centro en ese grupo —no por eso bueno o diferente—; el exministro Gaviria quien no encaja en ese combo de políticos tradicionales y Galán quien, en paralelo, mueve su recién resucitado partido lejos de la filosofía de su padre. 

Por sus posturas previas ante temas de país, es decir de política en el sentido real del concepto, ninguno de ellos representa verdaderamente una opción de centro, sin embargo, se dan codazos mientras se abrazan en una maza política amorfa en busca de lograr el favor de los colombianos. 

Por otro lado, en el espectro de lo que se denominaría centro derecha aparece Federico Gutiérrez, quien tampoco profesa la filosofía de centro, es más bien un político de derecha que se ha moderado con fines electorales. “Fico”,por lo menos en lo referente a lo político, se mantiene coherente en su campaña sin dar bandazos, eso tampoco garantiza el éxito porque se necesita estructura, aunque algunos dicen que es el verdadero candidato del Centro Democrático.

Hoy cuando todos quieren huir de los polos porque “los extremos son malos” trasladan, superficial y convenientemente, la ideología al discurso de centro. El problema es que se está convirtiendo en una estrategia manida y como afirma el teórico de la comunicación política Mario Riorda, en un contenido homogéneo, sin aristas. 

En la medida en que convergen al centro una cantidad significativa de precandidatos presidenciales con ideologías homogéneas; dos o tres, por otro lado, que están asumiendo posiciones concretas ganan terreno. En otras palabras, paradójicamente la tercería se puede dañar por la sobreoferta fragmentada, y por dificultad de comprensión; mientras que los polos van hacia la cima en el posicionamiento de la opinión pública. 

Aunque la incoherencia ideológica también reina en el extremo de la izquierda. Esta semana buena parte de los alfiles de opinión del candidato Petro dejaron ver su descontento por los coqueteos de este con Luis Peréz, quien nada tiene que ver con la izquierda. Ya había pasado algo parecido cuando un pastor cristiano buscaba diezmos políticos junto al caudillo del pacto histórico. Carlos Suarez, reconocido estratega político afirmó en su tuiter: “Petro juega a la más pura manzanilla. Rompió al Polo mediante Robledo y Cepeda; rompió al verde con Romero e Inti; se llevó a Roy y Bennedeti de la U; ahora, va por el partido Liberal, Velasco y Luis Pérez, los más visibles. Misma estrategia en todos los partidos.”.

Mientras todos estos tinglados se cocinan, el ingeniero Rodolfo, quien parecería ser el verdadero centro, se mantiene en el podio de las encuestas como una real y posible tercería.

Zapping: La masa amorfa en el Quindío también está levando, los que en las pasadas elecciones levantaron las banderas del “centro” llámese Compromiso Ciudadano - Partido Verde, hoy se ponen la camiseta del desprestigiado partido de la U y la del Nuevo liberalismo. Ideología no hay, solo conveniencia politiquera particular o, mejor dicho, hambre de poder.

Nos vemos en la red (0)


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net