l
Opinión / SEPTIEMBRE 13 DE 2016

El libro de Leopoldo López

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Con 289 páginas y publicado por Ediciones Península, en el libro Preso pero libre, el político venezolano Leopoldo López publica su diario en la cárcel militar de Ramo Verde cerca a Caracas, donde está desde febrero 18 de 2014, condenado a 14 años, por asociación ilícita, instigación, incendio, daño en bien ajeno, lesiones personales, intimidación pública, homicidio y terrorismo.

Nació en la capital el 29 de abril de 1971; estudió ciencias políticas en Harvard y fue empleado de Petróleos de Venezuela, también profesor de la universidad Católica Andrés Bello de Caracas. 

Conocida la sentencia, en la semana que estuvo escondido, Diosdado Cabello le propuso que se fuera del país, pero él la rechazó porque no acepta la acusación ya que está es secuestrado como en la época de Stalin y Hitler, por convocar a la protesta en la manifestación de febrero 12 de 2014. La audiencia donde lo acusaron duró diez horas, fue privada y se realizó dentro de una buseta.

Ha estado aislado varias veces como castigo, madruga a las cinco, tiende la cama, se lava la cara, toma café y reza. Recuerda que en el gobierno despótico de Juan Vicente Gómez Chacón que duró 27 años, de 1908 a 1935, su abuelo exministro de agricultura tuvo que huir del país y que el general Marcos Pérez Jiménez, dictador de 1952 a 1958, cayó derrocado por una Junta de Generales. Opina que el dos veces presidente y fundador del partido Acción Democrática Rómulo Betancourt es el padre de la democracia de su país.

Evoca que Carlos Andrés Pérez fue presidente en dos ocasiones: de 1974 a 1979, y de 1989 a 1993 cuando fue detenido y obligado a renunciar; le sucedió Rafael Caldera gobernante de 1994 a 1998, hasta que le entregó el poder al coronel Hugo Chávez ganador de las elecciones.

Para calmarse en prisión argumenta que el tiempo es el peor enemigo porque los días son semanas y estas meses o años, por eso no se deja dominar por él ya que es una sensación aplastante, recomienda no pensar en el paso de los días. 

En el libro Cinco panes y dos peces del disidente vietnamita Nguyen Van Thuan aprendió que la principal frustración del preso es creer que pronto saldrá, y, al no salir, se decepciona; es mejor ocuparse de vivir cada día al máximo,  fortaleciéndose  con  la oración.  

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net