Opinión / FEBRERO 09 DE 2015

El periodismo tradicional agoniza

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Mi relación inicial con el primer periódico que tuve en mis manos fue manual: Con una página hice un barquito. No sabía leer. Pasó un par de años y en El Tiempo existía una sección llamada La Tía Juana contesta. Le escribí. Mi carta fue publicada y la respuesta me auguraba no sé cuantas victorias y dichas si me volvía escritora. Tenía 5 años, por aquellas calendas. Creía en las hadas y juzgaba que por estar escrito en un periódico, todo lo publicado era “palabra de Dios”. Con los años, además de arrugas y soledad, llegaron desengaños, cabalgando sobre briosas realidades. 

Mis primeros textos periodísticos fueron ingenuos, el bien triunfando sobre el mal. Después llegó la realidad digitalizada, como el siguiente subtexto, titulado: Los 7 pilares del periodismo: 
Qué: “ Ocurre que lo malo de los reportajes es que uno tiene que contestarle en el momento a un periodista todo lo que no supo contestarse así mismo en toda su vida... y encima pretenden que uno quede como inteligente”. Mafalda (de Quino).

Quién: “Nadie que no haya nacido solo para eso y esté dispuesto a vivir solo para eso podría persistir en un oficio tan voraz, cuya obra se acaba después de cada noticia, como si fuera para siempre, pero que no concede ni un instante de paz mientras no vuelva a empezar con más ardor que nunca en el minuto siguiente”. Gabriel García Márquez.

Cuándo: “Ahora se suele criticar a la televisión por transmitir tanta violencia, cuando más cruel ha sido la Biblia: en sus páginas se come a niños, se llama a matar a los enemigos, se queman casas, se sacan los ojos a los hombres. Los dueños de la televisión moderna no han inventado nada nuevo”. Ryszard Kapuscinski. 

Dónde: En la Universidad se debería insistir en lo antiguo y en lo ajeno. Si insiste en lo propio y lo contemporáneo, la Universidad es inútil, porque está ampliando una función que ya cumple la prensa”. Jorge Luis Borges.
Por qué: El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a los políticos advertidos y al gobierno inquieto”. Francisco Umbral.

Para qué: “Políticos y periodistas compartan el triste destino de tener que hablar hoy, ahora, ya, de cosas que hasta mañana no comprenderán totalmente”. Helmut Schmidt.

Conclusión: “El periodismo consiste en dar la noticia de que ‘Mirringa mirronga, ha muerto’, a gente que no sabía que la gata Candonga estaba viva”. Gilbert Keit Chesterton.

Entonces a mí, la prosaica profesora de español, enemiga de la soñadora periodista, se me antoja que el final de la columna podría ser así: “¡Ay, me emocioné!” Perdí el hilo conductor que me estaba llevando a hablar del periodismo, hoy en el día clásico de esa profesión. Entonces, enuncio y concluyo: El periodismo, ejercido través de papel, micrófono o pantalla, agoniza. En la década futura la hegemonía periodística estará a cargo del periodismo digital.

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net