Opinión / JUNIO 20 DE 2020

El retorno del tesoro

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El retorno del Tesoro Quimbaya ha sido una cruzada que el departamento del Quindío viene liderando como una manera de enaltecer y respetar uno de los principales símbolos del patrimonio nacional. No en vano estas piezas de los aborígenes quimbayas han sido tan solicitadas por los coleccionistas de otros países que perciben la inmensa riqueza que se encuentra en los hallazgos de los guaqueros desde el siglo XIX. 

 

Así lo reconoció la Corte Constitucional al obligar al Estado colombiano —mediante una perentoria sentencia de 2007— a realizar las gestiones necesarias hasta conseguir que España devuelva esa riqueza artística a sus verdaderos dueños, los quindianos. 

Hace más de cien años el grandioso tesoro fue obsequiado ilícitamente a la reina de España de entonces, con el pretexto de gratificar una colaboración que ella hizo en la firma de un tratado de límites con Venezuela cuyo arbitramento le correspondió a la soberana.

En su sentencia de hace tres años, la Corte Constitucional ordenó, al mismo tiempo, una auditoría permanente que ejerciera las acciones de vigilancia sobre las peticiones del gobierno de turno, pero las decisiones del llamado Comité de Verificación de alto nivel han sido infructuosas y tardías. Esta es la motivación con la cual la Academia de Historia del Quindío ha reiniciado su batalla por el retorno a Colombia de las más de 200 piezas de orfebrería que fueron halladas en Filandia en el año de 1892, y que el gobierno informe de tales medidas a la opinión pública.

La carta de la academia al presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, y sus ministros de Relaciones Exteriores y de Cultura, subraya la importancia de contarle a los quindianos que esta causa también representa un movimiento moral de unidad con el objeto de disminuir los efectos de los juicios fiscales y penales por los cuales se han venido juzgando a sus gobernantes en los últimos años.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net