Opinión / NOVIEMBRE 02 DE 2009

El Solar

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

El 17 de marzo del año 2000 abrió sus puertas en la ciudad de Armenia el restaurante El Solar, que se ha consolidado como un sitio de gran prestigio por su excelente atención, indiscutible calidad, variada carta y magnífico entorno.
Con un paisaje precioso, como si fuera un balcón mágico suspendido en la mitad del cielo, El Solar ofrece un ambiente espectacular para quien desee disfrutar platos a la parrilla, carne apetitosa, variadas opciones de comida de mar y menús típicos al mejor estilo quindiano, incluyendo el Sancocho para enamorar, que obtuvo el merecimiento como plato ganador del prestigioso concurso Café y Sabor y se ha convertido en ícono obligado de la gastronomía en esta región del país.
Son ya famosas las noches de los viernes, donde la alegría se toma el lugar y la música hace vibrar ese espacio lleno de tradición y cultura paisa, donde retumban los ecos de las más hermosas voces que existen en nuestra tierra, y el público que allí se reúne se vuelve uno solo, en medio de la euforia que produce el disfrute de una buena cena, algunas copas y una música excepcional.
Han sido nueve años de éxitos y satisfacciones, en los cuales se ha brindado un aporte importante al desarrollo de la gastronomía y el turismo en el Quindío, pues son pocos los que pueden decir que se han privado de gozar la delicia que es cenar en ese lugar, disfrutar un delicioso almuerzo, o sencillamente degustar un buen vino, endulzado con la sonrisa siempre grata de Felipe, Juan y Marcela, quienes con su calidad humana y genuina preocupación por el bienestar de sus clientes, hacen inolvidable la estadía en este sitio maravilloso.
Ahora El Solar ha creado un nuevo ambiente los sábados por la noche. Dos guitarras y un requinto vibran para producir las tonadas más hermosas, recordar épocas idas, recrear melodías de siempre o deleitar con las canciones del momento.
Se trata del grupo Maoka, integrado por Mauricio Gómez (cantante), Mauricio Porras y Óscar Giraldo, quienes con un joven talento han creado para las noches de los sábados una posibilidad distinta, que definitivamente no existía en Armenia. Sitios de rumba los hay y ostentan buena fama, pero no se contaba con la opción de una cena tranquila, con los acordes románticos de una guitarra que llora o un requinto que festeja, y las voces suaves que acarician el alma con boleros, baladas, bambucos y pasillos.
En horabuena llega al Quindío una nueva alternativa para el fin de semana, para quienes preferimos los entornos tranquilos y los momentos familiares: Buena comida, excelente música, un par de vinos, el más bello paisaje y la mejor atención ¡para qué más!
Seguro que los sábados por la noche, de ahora en adelante, la cita obligada será en El Solar, un restaurante que ha dado muchas cosas buenas para decir y que sigue dando motivos para que se hable bien de esta empresa; pensada, soñada y realizada por personas emprendedoras que aman al Quindío y construyen con sus propias manos el desarrollo.
Felicitaciones por este nuevo acierto, una excusa más para frecuentar un lugar, que ya está alojado en la historia de todos.
[email protected]

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net