l
Opinión / OCTUBRE 29 DE 2023

Especial de Halloween 3  (la entrega final)

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Suena Everybody Wants to Rule the World de fondo. Es el último día de octubre. El frío viento que huele a crispetas con mantequilla y a ambientador de ahuyama perfuma las calles de ArmeniaTown. Casi todos los árboles están calvos. A algunos les quedan unas pocas hojas amarillas, naranjas y rojas. Cuervos se posan en sus ramas. Fantasmas, brujas y calabazas decoran los jardines. Los barrios de los suburbios están atestados de niños disfrazados de Indiana Jones y cazafantasmas que caminan tratando de no pisar las líneas de los andenes –son lava volcánica–. Las hermanas mayores lucen su flequillo y se ponen tenis blancos en bota, calentadores, hombreras, mallas de colores y camisas de franela. Escuchan a Madonna y a Kate Bush en sus Walkmans.

En las noticias se comenta que un asesino en serie escapó del hospital psiquiátrico. Curiosamente a nadie, incluida la policía, esto le preocupa demasiado. Un asesino suelto un 31 de octubre, lejos de ser una mala noticia, le da un toque cinematográfico a la noche. Michael, el   asesino, que usa una coquetísima máscara blanca, se acerca poco a poco al pueblo. Se escapó con un único objetivo: matar a su hermana Laurie… y a cualquier incauto que se atraviese en sus planes. Laurie es una fogosa adolescente de diecisiete años que no ve noticieros; se la pasa mirando películas de terror en su Betamax y escuchando a The Cure en la radio. Trabaja como niñera. Hoy cuida a Chucky, un niño pelirrojo. Billy, su mejor amigo, últimamente tiene pesadillas con un señor con cara de carne molida llamado Freddy: Esa tarde había comprado una especie de peluche en la tienda de mascotas; le puso Gizmo. El vendedor le advirtió que no debía dejar que se mojara ni darle de comer después de medianoche ni exponerlo a la luz del sol, o habría graves consecuencias. Billy lo moja accidentalmente: el peluche se transforma en demonio.

Marty, su novio, no puede acompañarla a “ver películas” hoy. Accidentalmente había desconfigurado el DeLorean DMC-12 de su profesor, Carlos Banchi, y terminó viajando a 1955. Allá conoció a sus padres cuando eran jóvenes y casi se acuesta con su madre (la de él) y ahora Calvin Klein debe encontrar la manera de regresar al presente sin alterar el curso de la historia. Jack Torrance, su vecino, últimamente actúa muy raro. La espía por la ventana y tiene una inquietante mirada de pervertido. El encierro en esa casa, en donde se la pasa escribiendo a máquina y jugando Pac-Man, Asteroids y Space Invaders en su Atari 2600, comenzó a alterarle la cabeza. Tiene visiones con gemelas, alucinaciones porno, y un sueño recurrente en el que viaja por las nubes en una bicicleta, vistiendo un buzo rojo con capucha, cargando en una canasta de supermercado a un extraterrestre deforme.

Para resumir: Michael terminó matando a cuchillo a 140 personas inocentes, incluidos Steven Spielberg y George Lucas. Laurie sigue viva… suena I Will Survive.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net