Opinión / MAYO 09 DE 2021

Hacia una autentica transformación

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Cada vez que se registran este tipo de movilizaciones en nuestro país, reiteramos la esperanza que por fin este país se encamine hacia la transformación social y económica que desde tanto tiempo atrás le urge, con mayor equidad, con mejores oportunidades para todos, con mayor justicia social, calidad de vida y sobre todo conducido con más transparencia y eficiencia.

Que todos esos personajes siniestros que tanto daño le han hecho al país y que son los principales responsables de todo este desorden, sean relevados en su totalidad de los cargos de dirección llámense izquierda, derecha, centro o de todo movimiento partidista que hasta ahora han llegado al poder con el ánimo exclusivo de enriquecerse a costa del bolsillo de sus ingenuos electores, tergiversando el sentido original y noble del ejercicio político, como un servicio y no como la explotación de los más vulnerables. Que sean relevadas por personas honestas, íntegras. Las masivas movilizaciones de la gente en plena pandemia, desafiando ese otro terrible virus mortal, tienen que servir de algo. Esto no debe ser en vano.

Detestable que la acción de los millones de  ciudadanos que se han manifestado abiertamente en concordancia con su derecho constitucional de la protesta pacífica, haya sido aprovechada por movimientos radicales financiando grupos de sicarios demoniacos infiltrados, armados con peligrosos elementos destructivos para aterrorizar y echar por la borda las aparentes buenas intenciones de manifestación en paz, de los organizadores. 

Es hora que las autoridades de inteligencia develen tales movimientos y personajes oportunistas y ojala los líderes de las protestas colaboren en esta gestión por el bien de todos. No se debe estigmatizar a la fuerza pública dentro de la cual también se han infiltrado individuos con siniestras intenciones para enlodar su nombre institucional. Ahí debe estar la razón de los excesos que se denuncian. Igual son detestables los bloqueos de los camioneros, por los graves perjuicios en contra de la población en general con el desabastecimiento de sus productos básicos en salud, alimentación y movilidad. La guerra se torna así contra nosotros mismos, que somos quienes sufrimos las consecuencias, con la destrucción de los bienes que todos requerimos a diario y arruinando aún más a pequeños empresarios y productores que ya lo están con esta cruel pandemia. 

Es hora que esas juventudes sanas debidamente orientadas, con auténtico nacionalismo, sin ideologías retardatarias o avasallantes, que efectivamente quieran construir el país al que todos aspiramos, sin anarquías, sin dictaduras esclavizantes, con auténtico ánimo de servicio, trabajen con honestidad, decisión, entusiasmo y seriedad, asuman con seriedad la misión que les espera de relevar dignamente esa clase política desgastada que a lo largo de estos años se ha mostrado incapaz de combatir los vicios que tanto malestar siguen provocando en la generalidad de la población. 

Eso sí que se alejen de esos personajes tóxicos peligrosos que les pretendan conducir por caminos torcidos, amigos de quienes tanto daño vienen haciendo en el país vecino y ahora pretenden lo propio en el nuestro y otros países latinoamericanos. Sus estrategias son altamente peligrosas y ponzoñosas. Entre los colombianos de experiencia, hay excelentes y honestos personajes, con reconocida trayectoria en el sector privado, entre quienes pueden encontrar líderes, no contaminados de politiquería que los orienten y acompañen debidamente en ese proceso. 
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net