Opinión / MARZO 07 DE 2021

“Homenaje a la Vida”

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Definitivamente la Mujer es un regalo de Dios: “Varón y hembra los creó” (Gen 5,2). No la sacó de la cabeza del hombre, para que no se creyera superior a él; tampoco de los pies del hombre, para que no considerara inferior a él; la extrajo de una costilla, para que reconocieran que son seres iguales. Por eso Adán exclamó: “Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne” (Gen 2,23). Es maravilloso poder reconocer que la dignidad humana se forja en el hecho de haber sido creados a imagen y semejanza de Dios. Así, que mujeres, hoy quiero rendir un homenaje a la vida en cada una de ustedes, por su espíritu maternal, por su sensibilidad ante el dolor, por su cariño y dedicación a los hijos, por su abnegación, entrega y donación total de la vida, por sus desvelos y fatigas, por su incansable amor por la familia, por su capacidad de liderazgo social, por su compromiso con la paz, por su vida espiritual, por sus encantos y su ternura. También quiero reconocer en ustedes el sentido del humor, la capacidad de sonreír ante las vicisitudes de la vida, la tenacidad para asumir el dolor, el sufrimiento, la enfermedad; la valentía para vivir su fe y depositar su confianza en Dios. 


Valoro en ustedes la elegancia, el buen gusto y a la vez su sencillez y la simplicidad, la humildad y la calidez humana; sus travesuras y la naturalidad, su profesionalismo y su gallardía para asumir responsabilidades en el hogar y en la sociedad; su inteligencia y su dinamismo, su pedagogía para educar a los hijos y también sus consejos, regaños, cantaleta y exigencias. Reconozco sus virtudes y también su terquedad; su pasión para vivir y la resiliencia para soportar la soledad; su fortaleza para cuidar y custodiar el hogar, defendiendo el amor y la vida y a la vez su espíritu aguerrido y la furia de la leona que sale a flote cuando en el hogar hay manchas de infidelidad y de violencia; las admiro por su deseo de ser felices y por superar miedos, obstáculos y fantasmas. Muchas veces oímos expresiones como estas: “pero quién entiende a esta mujer” y he comprendido algo fundamental en la vida: no hay que intentar comprenderlas, ni siquiera hay que llevarles la corriente, tan solo hay que amarlas y en el amor su respuesta siempre será amar, dando la vida, dando todo lo que son sin guardar nada para sí. 


Queridas mujeres ustedes tienen en la Santísima Virgen María a una mujer digna de imitar por sus excelsas virtudes; nada extraordinario, ella, como las santas mujeres, hicieron de lo ordinario lo extraordinario; así es, no hay que pensar en hacer grandes cosas o cosas extraordinarias para ser héroes, simplemente es vivir con pasión la vida. Les invito hoy, queridos lectores, a pensar en las mamás, en las abuelas, en las madres cabezas de familia, en las mujeres profesionales, en las mujeres laboriosas, en nuestras campesinas, en las esposas solícitas, en las mujeres privadas de su libertad, en las mujeres discapacitadas, en las religiosas, en las amas de casa, en las migrantes y en aquellas mujeres enfermas en sus casas u hospitales. Por esta razón el día internacional de la mujer no es para recordar solamente su batalla a favor de la igualdad social, sino para rendir un homenaje al amor, a la maternidad, a la espiritualidad, a la belleza; un homenaje a la vida.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net