Opinión / SEPTIEMBRE 26 DE 2022

Hora de sumar

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Si al presidente le va mal, al país le va mal. A todos los ciudadanos nos interesa que al país le vaya bien, y eso tiene que ver con nuestra imagen interna y externa. Y si hay equivocaciones hay que corregirlas a tiempo. A quienes más debe importarles que todo salga bien es a los amigos del gobernante, del gobierno, o de la coalición, para evitar la zozobra y el desorden.

Los cambios deben venir para bien en muchos temas nacionales y locales, el mundo y la historia los están pidiendo. Buscar la equidad, la justicia social, el verdadero derecho a la vida, la generación de ingreso individual, la movilidad social, entre otros, debe convertirse en una realidad para los ciudadanos del mundo, que ya somos. Por eso hay que reflexionar, evaluar y corregir lo que sea necesario.

Los primero es que debe suspenderse la sinfonía inconclusa, arrítmica, asimétrica y desentonada de las declaraciones desde el alto gobierno y sus funcionarios, pareciera que más pudiera su ánimo de figuración que la sindéresis con el programa de gobierno y la intención del presidente, o del compañero presidente. 

Pero hay señales que ya van dejando preocupación y hechos que generan desasosiego en los ciudadanos. Por ejemplo, las ocupaciones de tierras y la inacción del gobierno para poner límites, y la noticia como reguero de pólvora que no habrá lugar en el país ausente de esta posibilidad, más cuando las autoridades no actúan con contundencia, esto puede generar que la sociedad este solicitando organizaciones locales para defender sus territorios, lo cual va en contravía del orden inherente a cualquier estado en el mundo, y que solo volverá a generar violencia y sangre entre hermanos.

La intranquilidad de los pensionados pensando que su inversión de toda la vida será disminuida por decisión oficial y desmejorar su situación de ingresos después de haber trabajado toda la vida con la ilusión de vivir sabroso el resto de sus días, y reviviendo los momentos en los que el Estado se gastó esos ahorros hace más de tres décadas.

La idea que se está acendrando, sobre la intención dañina de acabar con el sistema de salud. Todos coincidimos que el mayor daño ocasionado al sistema fue pasar los dineros por la EPS y su resultado así lo determina, más no la posibilidad de acabar con todas sus funciones, pero aun así, no es claro cómo funcionará un nuevo sistema, lo único que se oye es que el proyecto tiende a que todos los servicios se igualan por lo bajo, cuando lo que queremos es que mejoren para todos, eso se debe aclarar o mejorar.

El “subsidio a los delincuentes” y su dicotomía con la falta de ello para quienes están dentro de la ley, debe aclararse y explicarse por que lo que ha quedado en la mente de todos es un premio al que delinque, como estamos acostumbrados a ver y leer, los delincuentes pagan su pena y siguen viviendo de manera cómoda, mientras los que están dentro de la legalidad sufren por sobrevivir.

Y como corolario un Congreso que no entrega informes claros sobre lo que se debate, pero genera discursos y decisiones administrativas que solo producen memes. Recuerdo mis lecturas de historia patria donde más de un régimen se cayó por el humor, hoy los memes. Hay que ayudar y sumar para corregir lo errático y aclarar lo que los opositores quieran oscurecer.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net