Opinión / JULIO 24 DE 2021

Interceptados I

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Como de la nada salieron fuentes humanas para declararle a los investigadores de la fiscalía que existía un “plan criminal” que iba atentar contra la fuerza pública y la “gente bien” de la ciudad de Armenia. La fiscalía lo denominó “terrorismo de baja intensidad”. 

El primer informante le dijo a la fiscalía —el día 28 de abril de 2021–, que “alias ‘el Flaco’ aporta información relacionada con una serie de personas que serían las encargadas de incitar y motivar a ciudadanos a realizar movilizaciones, desmanes y saqueos de establecimiento comerciales, así como la fabricación de artefactos explosivos —bombas molotov-papas bombas—…”. Y raro que dicho informante no aportara mayor información en dónde estaban fabricando las bombas. 

El día 3 de mayo de 2021, aparece otro informante —alias ‘Pereira’—, “aportando información relacionada con una persona que vendría realizando coordinaciones en la ciudad de Armenia respecto de los temas de protestas sociales…”. Presentan la protesta social como si fuera un delito. Y lo que se conoce es que en el paro nacional había agentes infiltrados que venían haciendo seguimiento a líderes de las manifestaciones. Los mismos agentes infiltrados,  la tenebrosa fiscalía los presenta como las fuentes humanas válidas para demostrar el concierto para delinquir. 

Continúa la cadena de informantes. Luego, el 4 de mayo del presente año, aparece alias ‘Will’, aportando un número de celular para que sea interceptado. Entre otros números de  estudiantes “terroristas”. Tres días después, a la sala de interceptaciones de la fiscalía llega por arte de magia más números de celulares para interceptar. La fiscalía dice que dichos números son aportados por otro informante, ‘alias Daniel’. 

Lo que escucharon.

La sala de interceptaciones comenzó a escuchar las conversaciones de los líderes del paro: Daniel, realiza comunicación, con MD Daniela, le comenta que alias ‘Rambey’ se paró en la mitad de la peatonal, “Él es el líder de nosotros y dijo o se unen, o dejamos la guevonada y no cuentan más con las barras…”. Más adelante en la interceptación escuchan: “…tapamos las vías de atrás, también al frente, volvimos a quemar llantas, éramos como 50, pero parados —muy agresivos y violentos—, pero en la fogata parecía un ejército del Esmad, decidimos con ‘Ramsey’, los de Uniquindío y yo, aquí no nos paramos, Alejo fue de intermediario, habló con los del Esmad, les dijo que ellos van a seguir ahí 10 minutos, para que se vayan algunos y luego se formara la chupamel…”. 

En la investigación del fiscal escribe “chupamelculo” en mayúscula sostenida. Queriendo hacer uso de la apuntada expresión, común en los jóvenes, como propia del terrorismo.  Un informe carente de seriedad. 

Continúo en la próxima columna. 

 

Ver pruebas en aquí.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net