l
Opinión / DICIEMBRE 27 DE 2023

La CIA de Nixon y Kissinger

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

¿Sus hijos alguna vez lo han llamado puerco reaccionario?, preguntó  en una conversación Oriana Fallaci periodista italiana, al director de la Central de Inteligencia estadounidense  CIA,  William Colby.  Contestó no, pero  discrepo con ellos  respecto a  la guerra de   Vietnam  (1953-1975). 

Durante  veintiocho años funcionario de la CIA, Colby,  católico,  se creía poseedor del  derecho a  espiar, corromper, derribar gobiernos, complotar. Nunca leyó una novela de James Bond  o  agente 007 que también tenía licencia para matar.  Sabía inglés, francés, noruego, alemán, vietnamita; dirigió 24 meses en Vietnam el programa Phoenix, que aniquiló veinte mil guerrilleros del sur conocidos como  Vietcong, según Entrevista con la historia,  de esa comunicadora social (Pág.  412).

No sobornamos, apoyamos gobiernos democráticos impidiendo que cayeran   en manos del comunismo. ¿Le hubiera parecido injusto que América hubiese ayudado a partidos populares alemanes contra Hitler? Interceptaba teléfonos porque de esa manera sabía qué pasaba en el mundo, con el objeto de conocer si nos  iban a disparar, uno tiene derecho a protegerse;  es un instinto.

Mencione  un país donde el partido comunista que haya ascendido al mando mediante  el voto y después de  perder las elecciones lo entregue;  ninguno. Puede ocurrir como con Hitler (1933-1945) que se atornilló en el poder. Marxismo nos amenaza.  Recuerde que el dictador Fidel Castro  permitió a la Unión Soviética instalar misiles nucleares en Cuba. 

Sería otro Chile si los comunistas llegasen al poder en Italia.  Su Pinochet no está en América, se encuentra en Roma. No seremos eternos policías del mundo. Concluida  la Primera Guerra Mundial -1914-1918- creíamos errado intervenir en otros países, entonces redujimos inteligencia y ejército, pero encontramos que Stalin se armaba. Yo era liberal, ahora soy conservador. Clemenceau, dijo: si un joven no es liberal carece de corazón, si viejo sigue siéndolo quedó  sin cabeza. 

Entonces fundamos  la CIA en  1947 a fin de luchar a cualquier precio por la autonomía. Con  izquierda no hay esperanza. Washington reconoce legítima la administración instalada después de Salvador Allende. El golpe ocurrido en septiembre 11 de 1973, lo originó él mismo, estaba destruyendo sociedad y economía chilenas. Fue una cosilla de nada;  era extremista, actuamos bien apoyando a  sus  adversarios.

Jefferson sentenció que el árbol de la libertad debe regarse cada veinte años con  sangre de tiranos. Por eso contratamos mafiosos en 1960 para liquidar a Castro. Eso no funcionó.
 

NOTICIAS RELACIONADAS


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net