Opinión / FEBRERO 19 DE 2021

La extensión uniquindiana en el exterior

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Ya hace un buen tiempo la educación superior inició un recorrido que determina el replanteamiento de sus paradigmas, en torno a la dinámica de sus históricos ejes misionales. Es así como el eje misional de la extensión, se ha convertido en la nueva y necesaria posibilidad de crecimiento académico.

Se habla entonces de extensión, proyección social, vinculación, términos todos que envuelven el concepto de tercera misión universitaria, con el que, mediante acciones concretas, precisas y oportunas, se entra en la dinámica del diálogo con el territorio desde el conocimiento aplicado. Con ello estamos comprometidos hoy día en la Universidad del Quindío y hemos configurado unas relaciones con la empresa privada, la sociedad civil, el Estado y con las demás instituciones y organismos universitarios a nivel nacional e internacional.

En ese trasegar, nuestro vínculo con la Asociación Colombiana de Universidades, Ascún, y la Unión Latinoamericana de Extensión Universitaria, Uleu, nos permitió afianzar todo lo que hasta el momento seguimos propiciando alrededor de la interacción con el medio; es decir con la extensión. Participamos, por ejemplo, a través de la Red Nacional de Extensión Universitaria, en la elaboración de las políticas que actualmente nos rigen al respecto y en la implementación del sistema de seguimiento y evaluación de la política de extensión y el subsistema de indicadores aplicado a la función de extensión.

Empero, no es suficiente la acción extensionista en sí misma, de cuyo valor e importancia quedan las pruebas institucionales y sociales. Se requieren evidencias sistematizadas que permitan la consulta permanente de todos los interesados en el tema; por eso, la idea de producir un texto que recogiera las experiencias que las universidades hemos tenido en extensión, como una forma de darle relevancia al desarrollo de esa función sustantiva. De allí surge un trabajo académico al servicio de todos: el libro Los caminos de la extensión en Colombia como parte del cuarto volumen de la serie Los caminos de la extensión en Latinoamérica y del cual soy autor del capítulo correspondiente a nuestra alma mater.

En esa perspectiva, hago una cordial y respetuosa invitación a todos los colegas y público en general, para que conozcan de primera mano esta historia de la extensión uniquindiana, desde la cual se puede concluir que le apuntamos responsablemente al compromiso con el desarrollo regional, a una visión integradora, de futuro compartido que va a la par con las exigencias de la incertidumbre mundial. En otras palabras, a partir del saber aplicado tener la convicción de consolidar un territorio incluyente, formado, con criterios de solidaridad que nos asegure satisfacción colectiva; que el desarrollo del conocimiento en sus diferentes disciplinas, sea una manera de reconocer saberes y encontrar convenientes visiones, no obstante las dificultades a las que ineludiblemente nos enfrenta un hoy de pandemia intermitente.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net