l
Opinión / MAYO 16 DE 2022

La segunda vuelta presidencial 

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Hoy todas las encuestas apuntan que el próximo presidente de Colombia, será elegido en una segunda vuelta presidencial o también llamada ballotage o balotaje. Este sistema de elección creado en Francia en el siglo XIX, básicamente establece que habrá una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados, si ninguno ha obtenido una mayoría cualificada en la primera votación. 

  La mayoría de los países en América Latina empezaron a incorporar este mecanismo en las nuevas constituciones expedidas durante las últimas décadas del siglo anterior. Tal es el caso de nuestro país, que consagra esta figura en el artículo 190 de la Carta Magna de 1991: “El presidente de la República será elegido para un periodo de cuatro años, por la mitad más uno de los votos que, de manera secreta y directa, depositen los ciudadanos en la fecha y con las formalidades que determine la ley. Si ningún candidato obtiene dicha mayoría, se celebrará una nueva votación que tendrá lugar tres semanas más tarde, en la que solo participarán los dos candidatos que hubieren obtenido las más altas votaciones. Será declarado presidente quien obtenga el mayor número de votos. (…)”.  No obstante, esta regla de “la mitad más uno de los votos” para que no haya necesidad de llamar a una segunda vuelta, no se encuentra así consagrada en todas las constituciones que han adoptado el balotaje presidencial. Por ejemplo, en Bolivia se requiere el 40% de los votos y 10 puntos porcentuales de distancia respecto al segundo candidato, o en Argentina, es necesario obtener 45% de los votos y 10 puntos porcentuales de distancia sobre el segundo. 

  Vale la pena señalar, que de los últimos siete procesos electorales presidenciales en Colombia que se han realizado con posterioridad a la expedición de la Constitución del 91, cinco de ellos se han definido en una segunda vuelta presidencial (Samper 1994, Pastrana 1998, Santos 2010 y 2014 y Duque 2018), y solamente en la elección de Uribe en el 2002 y su reelección en 2006, hubo ganador con mayoría absoluta en primera vuelta. 

Sin embargo, algunas personas se preguntarán ¿Para qué la segunda vuelta presidencial? Básicamente es para revestir de mayor legitimidad el poder del gobernante, ya que su mandato ha sido otorgado por las mayorías, y no solo por un porcentaje del electorado. Esto permite que el ganador tenga mejor gobernabilidad para llevar a cabo su programa. Así mismo, ese periodo entre la primera y segunda vuelta facilita a los dos candidatos con mayor votación, para realizar alianzas y coaliciones con otros movimientos o partidos políticos, e inclusive para que reciban el apoyo de los otros candidatos derrotados en primera vuelta.  Todo esto en pro de la futura gobernabilidad del presidente. 

Está claro que no es lo mismo ejercer el poder cuando se ganan elecciones con las mayorías o con más del 50 % de los votos, a tener que gobernar con solo el apoyo del 30 o 35 % del electorado.  Un ejemplo de esto fue lo sucedido en Chile, cuando el socialista Salvador Allende ganó las elecciones de 1970 con el 36.6 % contra el conservador Jorge Alessandri quien obtuvo el 35.3 % (una diferencia inferior a 40.000 votos). Con este estrecho margen fue casi imposible la gobernabilidad de Allende, hasta el punto de que terminaría cayendo su gobierno tres años después, a través del sangriento golpe de estado propinado por el general Pinochet.     

 Por lo pronto, todo parece indicar que los colombianos tendremos que esperar hasta el 19 de junio, para conocer quién será nuestro próximo presidente. Eso sí, esperamos que la segunda vuelta electoral, le brinde la legitimidad necesaria para guiar el rumbo de esta Nación por los siguientes cuatro años. 
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net