Opinión / JULIO 30 DE 2021

Laboratorio de la ciudad

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

¿Quién no ha pasado por un lugar de la ciudad que resulta cada vez más deprimente,  que lo lleva inevitablemente a pensar cómo era antes y cómo es ahora?

¿Quién no ha tenido un sentimiento perturbador al ver que su ciudad se va convirtiendo poco a poco o a pasos agigantados en un “museo de la degradación humana y ambiental” cuyo escaparate son las mismas obras de infraestructura urbana que se pagan con los impuestos de sus habitantes?

Ante situaciones como estas se puede, 1) huir de la ciudad y crearse un mundo propio en un idílico “edén” suburbano, 2) atrincherarse en un conjunto cerrado que brinde todas las medidas de seguridad, para moverse por la ciudad solo lo estrictamente necesario, o 3) en últimas, tener que convivir en el día a día con la situación al carecer de los recursos económicos para tomar los caminos anteriores. Esta última parece ser la situación de la mayoría de los ciudadanos al carecer de medios para hacer esa “huida hacia adelante”, mientras que parece que quienes administran la ciudad se encuentran más del lado de las dos primeras alternativas, y el mercado inmobiliario adapta su oferta a la situación de percepción de inseguridad.

Valga la entrada anterior como excusa para decir que poco o nada se está trabajando para encontrar alternativas de solución concretas a los problemas de entornos urbanos que día a día van colonizando sectores más amplios de la ciudad, desvalorizando, y  ameritando respuestas integrales.

En meses pasados los arquitectos urbanistas Valeria Barbero y Carlos Garzón desarrollamos la primera versión del workshop “cambiar para inspirar el cambio, innovación y emprendimiento en la ciudades y el paisaje” cuyo objetivo parte de que, así como toda persona necesita o puede tener un «propósito» o un proyecto de vida, los colectivos humanos, llámese barrio, pueblo, ciudad, región, país, necesitan o pueden construir un proyecto de futuro compartido, entorno a problemas o situaciones concretas de su entorno, para que estos puedan florecer en el espacio físico de las ciudades, los territorios o los paisajes, y adquirir la forma de un emprendimiento social, de una iniciativa ciudadana o de una política pública.

Este piloto de “laboratorio de ideas” que se planteó inicialmente para personas de Armenia, y sobre la problemática específica de lo que ocurre bajo el “puente” de la Cra 14 con la Av. las Palmas en el norte de la ciudad,  se convirtió en un taller internacional en el que personas de diferentes países de Latinoamérica aportaron de manera creativa en brindar soluciones a un problema muy específico de la ciudad de Armenia, la cual no conocían, tampoco que era una ciudad rodeada de un territorio patrimonio de la humanidad. Muchos de ellos propusieron visitar la ciudad y continuar el taller in situ.

A partir de este intercambio entre residentes de Armenia y participantes internacionales se generaron una serie de propuestas que fueron contrastadas y retroalimentadas con personajes de la vida pública del municipio y habitantes del sector.

Los proyectos y resultados de dicho taller pueden consultarse en la pagina www.ciudadterritoriopaisaje.org 

Como conclusión queda que este tipo de iniciativas deben ser permanentes en la ciudad para la construcción de conocimiento e innovación aplicadas. En aras de su independencia, no deberían quedar bajo dominio exclusivo de una sola institución, más si, contar con el apoyo y patrocinio de entidades públicas y empresas privadas como parte de su responsabilidad social empresarial e institucional, para con las ciudades y territorios donde desarrollan sus actividades y con el propósito de contribuir en la mejora de los entornos para el bienestar de todos los ciudadanos.
 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net