Opinión / MAYO 10 DE 2021

Los jóvenes le dicen no…

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

En medio de la reacción, que ya se esperaba desde el 2019, porque luego de una movilización no se dieron soluciones, ahora las marchas -aunque algunos por medio de acciones violentas de lado y lado tratan de distraer la atención de una protesta seria de los ciudadanos-, están acompañadas por jóvenes que ya rechazan tanto a la izquierda como a la derecha. No quieren la polarización, ni quieren acabar con el Estado de derecho y la estructura productiva, no quieren la violencia, lo que piden es justicia social, la que se puede comenzar a determinar como resultado de los diálogos, que deben convertirse en documentos y acciones.

Y ahora tratan de satanizar a quienes critican al proyecto de reforma a la salud, peligroso, y como conclusión de lo que se inició hace treinta años. Si bien se logró aplicar el principio de universalización de la salud para todos, y ese derecho se ha concretado hasta utilizando tutela, lo cierto es que las acciones legales han copado la mayor parte del tiempo de los usuarios, y sino miremos el tortuoso camino del POS, en contra y a favor del usuario.

Pero recuerdo como el proyecto del gobierno neoliberal con la reforma de la ley 100 quería acabar con el ISS, para privatizar totalmente la salud, y se logró en un acuerdo dejarlo para hacer de punto de referencia sobre la eficiencia de los privados que serían el punto alto de calidad de la atención en salud y pensiones y hoy vemos como todos quieren estar en el esquema oficial, eso lo dice todo.

Lo primero que se advierte en el artículo 6 estableciendo el modelo de atención y su implementación dice “.., teniendo en cuenta la sostenibilidad del sistema.”, lo que desde ya cambia hasta la jurisprudencia en cuanto a beneficios, pues limita. En el artículo 50 decreta la supresión de Empresas Sociales del Estado porque “…no tengan sostenibilidad financiera deberán reestructurarse, fusionarse, integrarse…”, y anuncia la terminación de los hospitales pequeños municipales e integración de esas instituciones a nivel departamental en los numerales que trae, como si fuera un modelo solo económico y la salud no debe dar ganancias. Y para rematar la entrega a los particulares anuncia en el artículo 54 la política de Alianzas Publico Privadas en Salud, y no las califican de Bata gris-verde y Bata Blanca, con sus consecuencias y por lo corto de estas líneas solo diré que ojalá no se ejecuten como las APP para la infraestructura y no terminemos los usuarios de salud pagando peaje por lo mínimo de sus compromisos y lo especializado fuera de la ruta de atención.

Por ahora la invitación a leer el proyecto de ley y el informe de la comisión accidental.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net