Opinión / JULIO 24 DE 2021

Memoria de un olvido

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

¿Qué pasa cuando a las personas les importa más el cargo que el encargo?; “La felicidad llega a sus manos y estas se abren de manera natural queriendo abarcar su sueño. ya que por fin han logrado su más anhelado ideal y es tener un cargo público que le permita ser reconocido en y para la sociedad, pero olvida el por qué lo ha recibido y es ahí donde inicia la preocupante realidad que, de la mano con la frustración, camina incesante por nuestros territorios”. 

Quiero aclarar que no solo hago en esta columna referencia a los servidores públicos, sino también a aquellos que en el sector privado consiguen un lugar de peso, pero se convierten solo en un bello balcón con una vista admirable pero, más allá de eso inaportantes al crecimiento de la empresa.

Es como el músico que no ofrece ideas en la construcción de un memorable himno o el hermano que por miedo a perder prefiere esconder sus dones y así no ofender a nadie, ni siquiera al “Dios” que en él los ha confiado. 

Cuando te dan un cargo es la empresa la que te lo provee pero la realidad es que eres tú quien debe darse la posición; Aquellos que deben decir: “No olvide que soy su jefe”, “Recuerde que la última decisión está en mis manos” o peor aún, “Gánese mi cariño que conmigo es mejor de amigo”, esos abiertamente puedo decir que son una ofensa y deben ser señalados de manera inmediata pues destruyen más de lo que construyen. 

La inteligencia está en que hago desde mi encargo y como valoro a la gente que lo acompaña, que aporta con su conocimiento y construye oportunidades de empleo y mejora. 

Encargo construyo felicidad y lleva tanta intensidad y buena vibra que se transmite hasta los hogares y así perpetúa el agradecer desde el corazón la oportunidad que la empresa y sus directivas brindan.

Cuando tenemos la memoria bien puesta y esta constantemente hace que de cada acto se generen oportunidades por donde caminamos nos reconocen como líderes con una buena presentación personal, con la fe puesta en nuestras propuestas, confiables para toda la población y esas características hacen que tengamos autoconfianza y conozcamos cuál es nuestro punto de partida y portemos la llave para poder conectar a una ciudadanía que puede y quiere hacer bien las cosas pero solo y a diario se hace una pregunta; ¿Quiénes nos lideran Quieren hacer las cosas o tienen que hacer algo para que creamos que nos valoran?. La respuesta sale de tu boca.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net