Opinión / AGOSTO 16 DE 2022

Mientras tanto: “Para acabar los huecos”.

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Fracasada la revocatoria del mandato montada contra el alcalde de Armenia por Roberto gobernador o “lalo” (así llaman a Roberto sus más amigos), José Manuel está obligado a defender a los armenios de la malquerencia del gobernador.  Después de soportar y resistir esa persecución, el alcalde debería animarse para solicitarle al presidente Petro, no solamente la vía férrea para conectar a Armenia con el resto del Eje Cafetero y con el Pacífico y construir un cable desde el parque El Bosque al parque La Secreta; también pedirle recursos para las vías de Armenia, muchas de ellas llorando por reparación. Con eso Petro pagaría aquí su gran votación.  
Hace escasos días, el alcalde anunció $1.400 millones para tapar huecos en Armenia, pero en seis o 12 meses se destaparán. Armenia tiene 160 kilómetros de vías construidas así; 50 km vías principales, 44 kilómetros en secundarias y 66 en acceso a barrios o colectoras. “Amable” ha arreglado 40 kilómetros de vías principales en los últimos diez años. De esos 120 km, es urgente reconstruir 50 kilómetros, que con precios de hoy (agosto 2022) serían $200 mil millones aproximadamente, calculando que Invías pagó en Tres esquinas – Malibú,  3.780 millones por kilómetro. 50 kilómetros se rehabilitan en cinco años.

Las vías de Armenia con 40 y 50 años piden rehabilitación y mantenimiento; hace 26 años fue construida la avenida Centenario desde el batallón de servicios hasta la intersección de Chagualá; “los Camellos” fue intervenida hace 20 años y circulan por Armenia matriculados 44 mil motos, 42 mil taxis, buses, camiones y particulares, más otros 135 mil que le “vomitan” Calarcá, La Tebaida, Quimbaya, Circasia y Montenegro y nacionales. Casi 222 mil vehículos castigan esos 160 kilómetros. Es obligatorio pedirle al presidente esos $200 mil millones por una necesidad permanente. Esas cifras no pueden quedarle grandes a un alcalde. Las vías abiertas, puentes y reparaciones construidas por Mario Londoño, costarían hoy aproximadamente $150 mil millones y 15 años después de fallecido, todavía se le recuerda. Mario trascendió en obras y en imagen. José Manuel debe pelear estos recursos, así no inaugure las obras. He visto senadores que fueron alcaldes, acompañando la entrega como ocurrió con “el camello”.

Para evitar demandas y por seguridad vial los huecos deben taparse, pero si rehabilitan las vías con asfalto o pavimento rígido, no tendrán que tapar huecos, y  Uriel Orjuela, quindiano calificado el mejor ingeniero colombiano, se perderá el bautizo con su nombre para algún cráter de Armenia.    

El alcalde puede pedirle al presidente otros $200 mil millones para nuevas vías para la ciudad que lo honró al elegirlo. Estas decisiones engrandecen al gobernante. Si José Manuel logra eso, Roberto “Lalo”, desesperado de envidia y rabia le montará dos revocatorias y el alcalde podrá esperar el resultado de una demanda en favor de Armenia, interpuesta por una veeduría por la “fantástica y no creíble” cifra de $480 mil millones, que dice que al municipio le “camúflaron” unos impuestos.  

Punto seguido: Dicen que las vías las podrían inaugurar como alcaldes el petrista Felipe Robledo, candidato de una representante liberal que es su “defensora”, o inauguradas por Rengifo, el gerente de EPA, excelentemente calificado por la gente en el programa “Armenia, cómo vamos”.

Punto y aparte: El diputado Luis Carlos Serna hará aguantar hambre a los Fiscales, Contralores y Procuradores pues les llevará el PAE del gobernador Roberto Jairo. Esas autoridades tienen la obligación de defender los derechos de los niños que están por encima de los derechos de los demás. Pero por lo visto, tiene más defensa perderse de la esposa tres días, sin avisar.

Punto y coma: Un gobernante que “da papaya”, enfrentará un vergonzoso tema del que seguramente “culpará a la vaca”, como dice el escritor Jaime Lopera. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net