l
Opinión / JULIO 12 DE 2023

Monstruo grande y pisa fuerte (2)

Las opiniones expresadas por los columnistas son de su total y absoluta responsabilidad personal, no compromete la línea editorial ni periodística de LA CRÓNICA S. A. S.

Reitero, una síntesis conducente a explicar el conflicto centenario entre la imperial Rusia, nación que experimentó a inicios del siglo XX, un salto mortal desde el Zarismo feudal al ensayo de un estado comunista, apegado a las teorías de Marx, Lenin, Engels, con sus influjos y desarrollos globales, y Ucrania, país donde tal ideología nunca logró enraizarse, reivindicando en cambio independencia y autodeterminación, tendría que remitirse a la Revolución de Octubre, 1917. Los efectos de la actual guerra, declarada exclusivamente por Putin y su estrecho núcleo de poder, continuando una resabiada tradición expansionista, son más graves de lo estimado a primera vista, para nuestra América Latina. Difícilmente comprensible para el grueso público, la vida política-militar durante más de siete décadas del siglo anterior, e irremediable disolución, de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas- URSS, pacto de naciones del entorno geográfico ruso, a su vez aliados de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, entre otros países, contra el “eje” de Alemania, Italia, y Japón, en la segunda guerra, marcó la historia del mundo en el último siglo. Tras la victoria de los primeros, en 1945, Europa, la Alemania derrotada -recordar el muro de Berlín, añorado por la mente anti libertaria de nuestro actual presidente-, incluso territorios asiáticos, fueron seccionadas en función de intereses geoestratégicos de los vencedores, en los acuerdos de Yalta: occidente, coligado en la OTAN y liderado por EEUU, y su contraparte oriental en la posterior “guerra fría”, el Pacto de Varsovia, reunido en el gran bloque cuya cabeza era la extinta URSS. ¿Qué separaba -aún permanece el insalvable abismo- a occidente, del oriente extremo de Europa, y gran parte de Asia, incluyendo al nuevo y colosal miembro del trípode hegemónico del orbe, China Popular? La Concepción ideológica del poder político, militar, económico; los cimientos filosóficos de la sociedad. Occidente, en defensa de la democracia liberal, del capitalismo, de la propiedad e iniciativa privada, de las libertades, derechos y responsabilidades individuales; oriente, en cambio adoptando el socialismo, el comunismo marxista, diametralmente contrapuesto a tales principios; el Estado, omnipotente señor, rector del individuo y la sociedad. 

Dos irreconciliables maneras de concebir y ejercer el poder que han enfrentado al mundo desde la segunda década del siglo anterior, tras el triunfo de los bolcheviques. Cada una aspirando a triunfar, a imponerse sobre la otra, con evidente ventaja, desde la disolución de la URSS, su explícita renuncia al comunismo, y la “conversión” de China, a favor de los principios capitalistas. Pues bien, la nueva incursión militar rusa en Ucrania responde, entre otras razones, a la angustia de la cúpula del Kremlin frente a la posibilidad de un pliegue definitivo de la vecina Ucrania hacia la OTAN, su histórico y enconado rival. Bastante preocupación les causa la frontera que los separa del ogro chino, como para ignorar otra indeseada vecindad, y sus múltiples consecuencias. La posibilidad cierta de tener un occidente colindante, “a tiro de fusil”, no es desde luego una perspectiva aceptable para la soberbia e imperial Rusia. Por ello, poniendo en juego su condición de potencia militar nuclear, arriesgando pérdidas económicas colosales y deterioro de imagen en la opinión orbital, incluso, colocándose Putin en posición tambaleante en el liderazgo político interno, consciente asimismo de una imposible victoria militar, Rusia persiste en patear a Ucrania. 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

copy
© todos los derechos reservados
Powered by:Rhiss.net